Menu
RSS

Aumentar el ingreso de divisas, el gran reto del turismo mexicano

  • Escrito por Notimex

web-32-torruco

México tiene una gran diversidad de atractivos turísticos, desde sus playas, grandes zonas arqueológicas, museos,
Áreas Naturales Protegidas, así como sus 68 pueblos indígenas que guardan cultura y tradición.
 
De acuerdo con la Organización Mundial de Turismo (OMT), el país se ubicó en 2017, por primera vez en la historia, como el sexto más visitado por turistas internacionales con 39.3 millones de personas.
 
No obstante, para el secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, la potencialidad turística de un país no se mide por el número de personas que los visitan, sino las divisas que dejan durante su estancia.
 
En ese sentido, México presenta un gran reto, ya que en cuanto a la captación de divisas turísticas, el año pasado el resultado no fue positivo y se perdió una posición, al pasar del sitio 14 al 15 con 21.3 billones de dólares. "Vienen más turistas, pero gastan menos (...) Esta es nuestra realidad, estamos muy por debajo de los 10 grandes del turismo en materia de captación de divisas, y más aún en cuanto a gasto promedio por turista, situándonos en la posición 40, con 488 dólares”, dijo durante su primera conferencia de prensa como titular de la Secretaría de Turismo.
 
Según el funcionario, el reporte de competitividad en viajes y turismo 2017, del World Economic Forum, que mide el conjunto de factores y políticas que permiten el desarrollo sustentable del sector, México se sitúa en el lugar 22, muy por debajo de potencias turísticas como España, Francia, Alemania, Japón y el Reino Unido.
 
Otro de los retos que tiene México es "hacer más con menos", y esto es para todas las dependencias del gobierno federal; ahora el país tendrá que aumentar su potencialidad turística pero con menos recursos.
 
La Sectur ha señalo que se seguirá promoviendo a México para mantener su posicionamiento en el ámbito internacional, por lo que, "habrá Tren Maya y habrá promoción turística”.
 
Como parte de esta estrategia, la labor de promoción internacional se llevará a cabo a través del programa “Operación toca-puertas”, el cual ya se aplicó en la Ciudad de México y está enfocado en negocios efectivos con los principales tour-operadores emisivos, y siempre en estrecha vinculación con las líneas aéreas y los tour-operadores receptivos, y participando en ferias internacionales.
 
Para Torruco Marqués, esta nueva encomienda al frente de la Sectur representa un gran reto, sobre todo porque se trabajará para que el turismo se convierta en una herramienta de reconciliación social y sus beneficios contribuyan a atender las situaciones más apremiantes en la vida económica y social de nuestro país.
 
Y es que, en los últimos años, quedó demostrado que el turismo es cada vez más un sector estratégico en la economía del país, año con año amplía sus horizontes y expectativas, pues esta actividad tiene una mayor participación que la de sectores como la minería, el petróleo, la construcción o los servicios financieros.
 
De acuerdo con la tendencia de enero a septiembre, la Sectur prevé que este 2018 la perspectiva de cierre en cuanto a turistas internacionales sea de 42 millones 423 mil con un gasto total de 22 mil 307 millones de dólares, 4.6 por ciento más que en 2017.
 
En tanto que para el 2019 la perspectiva es alcanzar un volumen de 44 millones 884 mil turistas internacionales, 5.8 por ciento más que en 2018 con una derrama económica de 23 mil 263 millones de dólares, lo que representa un 4.3 por ciento más que en 2018.
 
Respecto a la infraestructura hotelera nacional, en 2017 era de 22 mil establecimientos con 800 mil 600 cuartos y para este año se estima cerrar con 23 mil 200 establecimientos y 834 mil cuartos, es decir aumentos de 5.5 por ciento en establecimientos y 4.9 por ciento en cuartos de hotel.
 
Ante el panorama que presenta el turismo mexicano, uno de los principales objetivos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, es incrementar los ingresos por concepto de turistas extranjeros.
 
Para ello, trabajará en el desarrollo e integración regional del producto turístico para hacer de México un país aún más atractivo y dar respuesta tanto a las necesidades y expectativas de un turista cada vez más exigente, en un mercado fuertemente competido.
 
La Gran apuesta. El Tren Maya es el proyecto de infraestructura turística más importante para la administración, ya que con esta obra se busca detonar el desarrollo socioeconómico de la zona sureste mexicano.
 
Los trabajos de la obra fueron puestos en marcha por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el pasado domingo 16 de diciembre, con el "Ritual de los Pueblos Originarios a la Madre Tierra para Anuencia del Tren Maya", la cual estuvo a cargo de 12 grupos étnicos del país en el Antiguo Aeropuerto de Palenque.
 
La construcción del Tren Maya prevé esté concluida en un plazo máximo de cuatro años y de inicio se invertirán seis mil millones de pesos en 2019, por lo que será necesaria la participación de la iniciativa privada.
 
El Tren Maya tendrá un recorrido de mil 500 kilómetros de Palenque a Cancún, con lo que conectará con los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, entidades donde fomentará la economía y el turismo; ofrecerá tres tipos de servicios: transporte de carga, concesión para tren turístico y tren de pasajeros para los pueblos; y la administración de las estaciones quedará a cargo de gobiernos locales y federal.
 
El sector turismo, sin duda, enfrenta muchos retos en un mundo que da vez es más competitivo, sin embargo, México tiene grandes oportunidades para desarrollar y promocionar atractivos que pueden atraer un mayor número de visitantes, pero también de divisas.