Menu
RSS

    trabajando2    

Proponen ley en democracia directa y participativa que regule la revocación de mandato y el presupuesto participativo

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico

web-42-democracia 
• “El pueblo pone y el pueblo lo quita. La gente no debe aguantar malos
gobernantes o representantes”: diputado José Martín Padilla (MORENA) 
• Miguel Ángel Salazar (PRI) propuso reformas a la Constitución local para incluir el principio de convencionalidad como referente para garantizar la sujeción al Derecho de los actos y las resoluciones electorales en participación ciudadana
 
Para incentivar la participación ciudadana y normar actos como la revocación de mandato, el diputado José Martín Padilla Sánchez propuso expedir la ley de democracia directa y democracia participativa, misma que contempla la obligación de las autoridades a propiciar la participación ciudadana con un enfoque de género, fortalecer a la ciudadanía crítica y propositiva, y normar las figuras de  plebiscito, referéndum e iniciativa ciudadana, para hacerlos accesibles al ejercicio popular.
 
El legislador, integrante del grupo parlamentario de MORENA, explicó que entre los objetivos principales de esta legislación se pretende normar la revocación de mandato, “para que la ciudadanía decida si las autoridades electas por voto popular continúan en su cargo o se van”. 
 
“El pueblo pone y el pueblo lo quita. La gente no debe aguantar malos gobernantes o representantes. Asimismo, la asamblea ciudadana se instituirá como el órgano más importante de decisión y deliberación comunitaria. Se realizará con todas las personas de los territorios donde podrán participar mujeres, hombres, jóvenes, adultos, niños y niñas. Todas y todos decidiremos”, detalló el legislador durante la sesión de este martes en el Congreso capitalino.
 
Añadió que la iniciativa prevé también un incremento de 5 por ciento al presupuesto participativo para distribuirlo equitativamente por unidad territorial o colonia. 
 
“Los proyectos serán emanados de un diagnóstico comunitario de las asambleas ciudadanas, las que priorizarán las necesidades del lugar en las que habitan, para que en verdad los proyectos atiendan la necesidad colectiva”, agregó Padilla Sánchez, quien enfatizó que el presupuesto participativo no será nunca más una moneda de cambio electoral o una dádiva política en favor de grupos caciquiles.
El punto fue turnado a la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso.
 
 
Principio de Convencionalidad 
 
En otro tema, el diputado Miguel Ángel Salazar Martínez, integrante del grupo parlamentario del PRI, presentó la propuesta para reformar el numeral 5 del artículo 38 de Constitución Política local, para incluir el principio de convencionalidad como uno de los referentes para garantizar la sujeción al Derecho de los actos y las resoluciones electorales y en materia de participación ciudadana, el cual ya dispone el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México y la Ley Procesal de la capital. 
 
“La iniciativa plantea ampliar la garantía de constitucionalidad del sistema de medios de impugnación a las leyes locales en las materias electoral y de participación ciudadana democrática”. 
 
Con ello, el Tribunal Electoral de la Ciudad de México coadyuvará a garantizar que en la resolución de los asuntos de su competencia prevalezca el principio de supremacía constitucional en caso de demostrarse la existencia de vicios de inconstitucionalidad en las normas aplicadas para emitir el acto o acuerdo impugnado por la autoridad electoral”, dijo en tribuna el legislador Salazar Martínez.
 
El punto se turnó para su análisis y dictamen a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y Asuntos Político Electorales.