Menu
RSS

Pide FMI retirar barreras comerciales que afectan crecimiento mundial

  • Escrito por Notimex

web-32-FMI 
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine
Lagarde, llamó a retirar las barreras comerciales recientemente aplicadas y evitar que se levanten nuevas, ya que bloquean el crecimiento mundial.
Las tensiones comerciales por las "guerras arancelarias" deben reducirse, ya que representan un daño “autoinfligido que debe evitarse”, pues restarán medio punto porcentual al crecimiento global, indicó Lagarde en un artículo publicado en la página web del FMI.
Consideró que el proteccionismo no solo daña el crecimiento y el empleo en los países afectados, sino que también encarece los bienes de consumo, lo cual afecta de una manera "desproporcionada" a las rentas más bajas.
La preocupación crece por el impacto detensiones comerciales actuales, como los aranceles entre Estados Unidos y China, que pueden reducir la inversión, la productividad y el crecimiento por la pérdida de confianza en los negocios y en los mercados. 
También calificó como "preocupantes" los aranceles que Estados Unidos ha anunciado que aplicará a las importaciones mexicanas a partir del próximo 10 de junio si no detiene la inmigración ilegal hacia territorio estadunidense.
El FMI estima que estas tensiones podrían restar medio punto porcentual al crecimiento global en 2020.
Lagarde recordó que en abril pasado señaló que la economía mundial atravesaba un momento delicado, por lo que el FMI redujo su pronóstico de crecimiento mundial para 2019 en 3.3 por ciento debido a factores específicos de cada país y a los efectos de la tensiones comerciales.
También estimó que en el segundo semestre del año habría una mejora en el crecimiento y una aceleración de éste para el 2020, para llegar a 3.6 por ciento.
Los datos económicos más recientes indican que es posible que el crecimiento mundial se esté estabilizando, aunque la actividad económica del primer trimestre resultó decepcionante en algunos países emergentes de Asia y América Latina, el crecimiento fue mayor que el esperado en Estados Unidos, la Zona Euro y Japón.
Sin embargo, Lagarde advirtió que el camino hacia un crecimiento más sólido es inestable debido a las tensiones comerciales, la incertidumbre sobre si se mantendrá el ímpetu del primer trimestre en las economías avanzadas, la falta de un acuerdo para la salida de Reino Unido de la Unión Europea y el aumento reciente en los precios internacionales del petróleo.
Otro obstáculo que mencionó fueron los niveles de deuda corporativa que han aumentado a un nivel tal que un cambio repentino de las condiciones financieras podría generar perturbadoras salidas de capital de los mercados emergentes.
Además de que muchas economías enfrentan perspectivas de crecimiento a mediano plazo decepcionantes, no solo por el envejecimiento de la población y la menor productividad, sino también por la desigualdad económica.
La directora gerente del FMI consideró que la coordinación del Grupo de los 20 (G20), cuyos ministros de Hacienda y presidentes de los bancos centrales se reunirán esta semana en Fukuoka, Japón,  no puede quedarse “en la frontera”.
“Si todos los países actúan de manera decidida para estimular el crecimiento”, augura, “el efecto positivo reforzará los unos a los otros”, por lo que llamó a los países a que combinen sus políticas para “maximizar” la respuesta a una eventual crisis y a defender una modernización del actual sistema comercial.
Consideró que es necesario crear un consenso para “reforzar” las reglas que rigen la Organización Mundial de Comercio, especialmente en cuestiones relacionadas con los subsidios, la propiedad intelectual y los servicios. “El objetivo es crear un sistema más abierto, más estable y más transparente que sirva a las necesidades de la economía”, aseguró.