Menu
RSS

Evolucionan para seguir siendo una marca grande y fuerte

  • Escrito por Ruben Labastids

choco

Como parte del compromiso de Kellogg’s de nutrir a los consumidores y fomentar su bienestar físico, emocional y humano, Choco Krispis presentó su nueva fórmula mejorada en beneficio de la nutrición de los pequeños,

así como una imagen actualizada y contemporánea del icónico personaje Melvin, para que los niños se sientan identificados con él.
La marca evolucionó su posicionamiento, enfocándose en el desarrollo físico y mental de los niños. Elementos como el calcio y el hierro contribuyen a su desarrollo, para que puedan crecer grandes y fuertes en cuerpo y mente. Cuenta también con ingredientes de origen natural como lo son el arroz fortificado inflado y ahora un 10% más de cocoa para resaltar su característico sabor a chocolate.
“Entre las vitaminas y minerales contiene se encuentra el calcio, el cual es importante para la formación de huesos y dientes, así como el hierro que contribuye a transportar oxígeno a nuestras células y mejora la función cognitiva en niños y adultos. Por su parte, el zinc es importante para el crecimiento, desarrollo y acción de nuestras defensas”, destacó Daniela Flores, nutrióloga de cereales para niños de Kellogg’s. Agregó también que uno de los beneficios de adicionar vitaminas y minerales a los cereales es que ayudan a alcanzar las necesidades diarias de algunos de estos nutrimentos.
Melvin evoluciona su imagen y personalidad para que los niños de hoy se sientan identificados con él, no solo porque los elefantes representan fortaleza física y mental, sino porque ahora tiene una imagen fresca y renovada, en línea con la simpleza e iconicidad de los personajes con los que los niños tienen contacto en la actualidad en su día a día.
El nuevo Melvin es extrovertido, ocurrente y capaz de llevar a cabo sus ideas, es un personaje creador y explorador que, como muchos niños, está descubriendo en qué es bueno e invitará a otros a descubrirlo también, para así “romperla” cada día.
Melvin es un elefante africano que nació en una isla llamada Chocobombo. “Choco” que representa el sabor y color de la isla en dónde los ríos y volcanes son de choco leche y “bombo” por su sonido. En Chocobombo Melvin se dio cuenta que cada día representa una oportunidad para descubrir en qué somos buenos y quiere invitar a otros niños a hacerlo porque de esta forma juntos podrán “Romperla” divirtiéndose mientras creen.
“Es el mismo que conoces desde hace casi sesenta años, pero aún más inquieto, hábil, extrovertido y ocurrente... justo como deseamos que sean los niños hoy. Porque lo más importante para nosotros es impulsar el desarrollo físico y mental de los pequeños para que puedan emprender grandes aventuras” informó Anna Consolato, gerente de portafolio de cereales para niños en Kellogg’s®.
Los niños buscan continuo entretenimiento; jugar y divertirse requiere habilidades físicas y mentales como: ser creativos, resolver problemas y por supuesto llevar a la acción sus ideas. De esta forma los niños se divierten, fortalecen su autoestima y reciben reconocimiento de otros niños y adultos.
En la etapa de la educación básica, los niños empiezan a descubrir e identificar sus habilidades porque todos somos buenos en algo, lo difícil es descubrir en qué. Algun@s niñ@s tendrán más habilidades físicas, pero otros generarán ideas con más facilidad y se inclinarán más hacia actividades que reten su mente.
Inspirados en ello, se creó la campaña “Rómpela”, con el fin de que la marca sea un habilitador para que los pequeños se atrevan a descubrir en lo que son buenos. “Nos interesa que conforme se van desarrollando física y mentalmente, los pequeños se atrevan a experimentar distintas actividades que los apasionen y descubran para qué son buenos. Como marca, queremos hacer lo que esté de nuestra parte para impulsarlos de una manera lúdica y divertida a que desarrollen su potencial en diversos campos y para ello se creó la iniciativa “Rómpela”, porque no se trata de ser bueno en todo, sino de apostar por aquellas cosas que se les dan bien y así “romperla” y emocionarse cuando lo descubran.” finalizó Anna Consolato.