Menu
RSS

La presbicia te acecha

  • Escrito por Sara Hernández

web-62-presbyopia 
¿Has tenido que alejar el menú del restaurante para leerlo? ¿Te cuesta trabajo
revisar los mensajes del celular? ¿Te duele la cabeza por el esfuerzo que realizas al enfocar objetos? ¡Ojo, puede ser presbicia!
 
La presbicia o mejor conocida como vista cansada, es una condición natural que dificulta enfocar imágenes de cerca, aun cuando se conserva la vista lejana. No tiene cura, pero sí se puede corregir.
 
En nuestros ojos tenemos un lente interno llamado cristalino, el cual actúa como si fuera el zoom de las cámaras fotográficas y nos permite enfocar la visión tanto para ver de cerca como de lejos, sin embargo, a partir de los 40 años este lente pierde flexibilidad y por ello comenzamos a tener dificultades para ver de cerca.
 
La realidad 
 
De acuerdo con datos del INEGI, se estima que hay más de 20 millones de personas mayores de 45 años en el país, población suceptible a padecer vista cansada.
 
Todos en algún momento de nuestra vida vamos a tener presbicia -en mayor o menor grado-, no es algo que se pueda evitar porque no es una enfermedad, pero lo que podemos hacer es acudir con el especialista en el cuidado de la salud visual para que nos ayude a encontrar el diagnóstico preciso con un examen oftalmológico.  
 
Tratamiento
 
Con el objetivo de compensar la incapacidad de los ojos para enfocar objetos cercanos, actualmente existen sólo dos opciones de tratamientos para corregir la vista cansada sin necesidad de cirugía. La primera opción y la más conocida son los anteojos bifocales, y/o progresivos, los cuales se pueden encontrar hasta en el supermercado en caso de emergencia, pero es preferible acudir con el optometrista para que los lentes tengan la graduación que verdaderamente se requiere.
 
La segunda alternativa para corregir dicha condición natural, fue creada por investigadores mexicanos de la empresa biomédica Yolia Health, y se le conoce como True Vision Treatment o tratamiento TVT, el cual consiste en utilizar por siete días unos lentes de contacto personalizados junto con una solución oftálmica patentada que moldea la córnea para mejorar la visión cercana.
 
Pero, si no le temen a tratamientos invasivos, puede optar por la cirugía. En este procedimiento se insertan unos lentes intraoculares, o bien, si el grado de presbicia lo permite, la intervención puede hacerse con técnicas láser parecidas a las utilizadas para la corrección de la miopía, sin embargo, su costo es elevado.
 
Recomendaciones
 
A pesar de que la vista cansada no se puede prevenir, su llegada se puede aplazar de acuerdo con las siguientes recomendaciones brindadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)[1], pero todo depende del cuidado que le pongamos a nuestros ojos.
• Tratar de leer en áreas bien iluminadas para no forzar nuestra visión.
• No ver la televisión con la luz apagada.
• Utilizar luz natural o focos de luz blanca para realizar actividades en interiores.
• Pasar el menor tiempo posible leyendo en los dispositivos móviles o al menos cada 20 minutos cambiar de actividad para que el cristalino pueda ejercitar los cambios de enfoque.
• Consumir frutas y verduras con vitamina A y C (zanahorias, guayaba, limón, naranja) que aportan nutrientes para tener una visión sana.
• Proteger nuestros ojos de los rayos UV utilizando lentes con filtros.
• Acudir con el especialista al menos una vez al año.
 
Es optometrista egresada de la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y actualmente es gerente de servicios profesionales de Yolia Health México*