Menu
RSS

    trabajando2    

Implicación de Emiliano Salinas asunto pendiente de juicio a Raniere

  • Escrito por Notimex

web-33-emiliano-salinas 
Tras el fin del juicio a Keith Raniere y mientras se aguarda conocer la pena a
que se ha hecho acreedor, siguen pendientes temas derivados del proceso que centró la atención de los medios en mayo y junio pasados.
Entre esos temas se encuentran los resultados de la investigación en la cuenta de correo electrónico de Emiliano Salinas, hijo del expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari, y quien estuvo asociado en la empresa NXIVM, que alimentaba a la secta sexual DOS.
Raniere fue encontrado culpable el pasado 19 de junio de crimen organizado, conspiración, tráfico sexual, trabajos sexuales, lavado de dinero, fraude electrónico, robo de identidad y posesión de pornografía infantil.
El ahora convicto fue enjuiciado junto con varias mujeres que adelantándose al resultado del juicio, se declararon culpables para obtener reducciones en sus sentencias.
En principio se espera conocer las penas el próximo 25 de septiembre, aunque se encuentra pendiente una apelación, que a decir de los abogados de Raniere, están por presentar.
Mientras, Frank Parlado, editor del sitio noticioso ARTVOICE que ha dado puntual seguimiento al caso, llamó la atención acerca del hecho de que la investigación sobre los correos electrónicos de Emiliano Salinas no ha recibido atención.
Tal indagación fue revelada por el agente especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI), Micheal Weniger, cuando rindió su testimonio el pasado 13 de junio.
Weniger ha laborado nueve años en el FBI donde se ha especializado en casos de derechos civiles, crímenes de odio y tráfico de personas. Antes, fue parte del brazo legal del ejército estadunidense.
En ese testimonio el agente dijo que hubo una investigación judicial sobre la cuenta thebeacon2009@gmail, que presuntamente el hijo del expresidente mexicano empleó para espiar a los enemigos de Raniere.
Emiliano Salinas, junto con otros empresarios, operaba la filial mexicana de NXIVM, empresa dedicada a impartir cursos de superación personal dirigidos a personas de recursos económicos altos, lo que llamó la atención de mexicanos con esas posibilidades.
Mujeres que tomaron esos cursos eran reclutadas e ingresadas a la secta de culto sexual conocida como DOS, la cual solo era en beneficio de Raniere, cuyas iniciales eran grabadas a fuego en el vientre de las esclavas sexuales.
La fiscal principal del caso, Moira Penza, argumentó que era necesario contar con los correos electrónicos porque además de ser por completo de carácter criminal, demostraban la naturaleza de DOS y NXIVM.
La posición de la fiscal colocó a Salinas como coconspirador de la trama, y de acuerdo a su perspectiva, mostraba como Salinas reunía información financiera de los presuntos enemigos de NXIVM.
El agente Weniger, en su testimonio, dijo que al día siguiente del arresto de Raniere en marzo de 2018, una requisa en la casa de Nancy Salzman en Nueva York, encontró los correos electrónicos.
La posterior revisión por el FBI concluyó que los mensajes mostraban información bancaria de los enemigos de la empresa impartidora de los cursos, pero fue obtenida de manera ilegal.
De acuerdo a Parlato, revelaciones previas sobre la implicación de Emiliano Salinas en el caso apuntaban a que escaparía a Cuba, pero al conocerse hicieron que dejara México pero con destino a Reino Unido, aunque su paradero es ahora incierto.
El testimonio del agente Weniger hizo que los fiscales de manera explícita señalaran que Salinas era un coconspirador y miembro del primer círculo de Raniere.
El editor de ARTVOICE añade que la investigación, a pesar de que el juicio a Raniere y su primer círculo ha concluido, no está cerrada y la presentación de más cargos se espera, aunque se ignora si a Salinas pudiera ser implicado bajo algún tipo de acusación.
Parlarto afirma que -según sus fuentes- el expresidente Salinas se esfuerza junto a la denominada Arizona Mafia, integrada por miembros del Partido Demócrata en esa sureña entidad fronteriza estadunidense, por evitar que el departamento de Justicia enjuicie a su hijo.