Menu
RSS

Implicaciones de la presencia mexicana en la Estación Espacial China

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico

web-66-nasa  
• La colaboración de México con China se presenta no solo como una
oportunidad para aprender sobre sus desarrollos científicos y tecnológicos sino sobre la dinámica misma como promueven dichos desarrollos.
 
La noticia de que la tecnología desarrollada por un equipo mexicano del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) fue seleccionada para instalarse en la  Estación Espacial China (CSS por sus siglas en inglés) no solo es algo para celebrarse sino que, una vez más, ha puesto sobre la mesa la discusión sobre la importancia de invertir en el desarrollo científico y tecnológico nacional.
 
El INAOE reporta que el proyecto está conformado por una plataforma integrada por un telescopio y una cámara de campo amplio para la observación de la Tierra en el infrarrojo; ambos dispositivos en conjunto sirven para realizar estudios de la temperatura en los mares y el territorio nacional, lo cual tiene aplicaciones como la identificación de zonas calientes, el pronóstico de la evolución de huracanes y el análisis de aspectos relacionados con el cambio climático.
 
Más aún, el equipo mexicano fue uno de los nueve proyectos seleccionados entre 42 propuestas de 27 países, lo que da un mensaje claro  acerca del talento científico nacional y las ventajas de apoyarlo.
 
“Tenemos mucho talento en México y desafortunadamente no ha sido posible canalizarlo a desarrollar industrias de alta tecnología ni a desarrollar soluciones para los problemas de las comunidades del país. Esto debe de cambiar”, dijo en entrevista el doctor José Franco, investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM y ex coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.
 
El doctor Franco destacó la importancia de invertir en el desarrollo de tecnología espacial puesto que a la fecha seguimos teniendo una fuerte dependencia con el extranjero en todos los temas relacionados con el espacio.
 
“Nuestros satélites de comunicaciones los compramos, no se desarrollan aquí en México, así como los servicios de los satélites que dan información meteorológica, y dependemos definitivamente del exterior para poder tener un seguimiento de fenómenos meteorológicos e incluso también de fenómenos que generan problemas como inundaciones, incendios, etc.”, continuó el doctor Franco.
 
El experto también recordó que el Foro Consultivo ha venido trabajando en este tema desde hace ya mucho tiempo con la esperanza de que en los próximos años la situación mejore y, por otro lado, espera que se le aumenten los recursos financiaros y humanos a la Agencia Espacial Mexicana para que pueda continuar trabajando en pro del desarrollo nacional. 
 
Así, la colaboración de México con China se presenta no solo como una oportunidad para aprender sobre sus desarrollos científicos y tecnológicos sino sobre la dinámica misma como promueven dichos desarrollos.
 
“El desarrollo social es algo que debe de cuidarse y nutrirse porque un país que se rezaga está condenado a depender siempre del exterior y si México desea, como se ha planteado, tener soberanía tecnológica, los desarrollos espaciales así como la inteligencia artificial, la biotecnología y los nuevos materiales son áreas que se deben de desarrollar con mucha potencia”, concluyó el doctor Franco.
 
Pie de foto: “Nuestros satélites de comunicaciones los compramos, no se desarrollan aquí en México, así como los servicios de los satélites que dan información meteorológica; dependemos definitivamente del exterior”, José Franco. (Foto: NASA).