Menu
RSS

Verano de Investigación Científica apoya el talento mexicano en Ciencias Biomédicas

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico

web-66-Verano de Investigacion 
• Este año, en su XXIX edición, el programa Verano de la Investigación
Científica (VIC) de la Academia Mexicana de Ciencias recibió un total de 922 estudiantes provenientes de diferentes universidades de la República Mexicana, de los cuales 25 fueron becados por el Instituto Científico Pfizer (ICP).
• Desde el año 2004 el ICP ha apoyado a más de 480 estudiantes en este programa de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).
• Los estudiantes apoyados realizaron una estancia de siete semanas en los más prestigiados centros e instituciones de investigación en la Ciudad de México, con el objetivo de fomentar su interés por este campo.
 
Ciudad de México, 08 de agosto de 2019.- Para promover el interés por la investigación científica, desde hace 15 años el Instituto Científico Pfizer (ICP) apoya a estudiantes de licenciatura en Ciencias Biomédicas a través del Verano de la Investigación Científica (VIC), un exitoso programa de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) que ha permitido a las futuras generaciones adquirir mayores habilidades para fortalecer el desarrollo científico de México, al tiempo de generar y adoptar nuevo conocimiento para resolver problemáticas en el campo de la salud.
 
Este año, en la XXIX edición del Verano de Investigación, el Instituto Científico Pfizer becó a un total de 25 jóvenes provenientes de diferentes entidades el país: Ciudad de México (5), Coahuila (2), Durango (1), Guadalajara (2), Oaxaca (3), Puebla (4), Sinaloa (3), Tabasco (2) y Veracruz (3), los cuales  pudieron realizar estancias en los más prestigiados institutos y centros  de investigación bajo la guía de tutores en activo que los introdujeron en el apasionante mundo de la ciencia.
 
Durante la entrega de diplomas a los jóvenes becados por Pfizer y que terminaron su periodo de práctica en dichas instituciones, el Dr. Juan Carlos Molina, Director Ejecutivo del ICP, comentó que apoyar el talento mexicano es hoy una prioridad: “cada año nos motiva ver cómo los estudiantes viven la experiencia del Verano de la Investigación Científica y nos entusiasma comprobar el compromiso y la pasión que imprimen a sus proyectos, de los cuales se generan avances significativos que transformarán la vida de las personas”.
 
Además, hizo hincapié en que: “Esta etapa es para ellos crucial, pues la experiencia que se llevan es invaluable porque no sólo les ayudará a definir su vocación científica, sino también a ampliar sus conocimientos y opciones para los siguientes niveles de su formación profesional. De hecho, hay muchos alumnos que continúan su posgrado o maestría en estas áreas con excelentes resultados”.
 
Por su parte, el Dr. Víctor Pérez Abreu, Director del Programa Verano de la Investigación Científica en la AMC, señaló que éste “busca que los alumnos que están cursando alguna carrera universitaria se acerquen a un ambiente científico, participen con un investigador y sepan qué es hacer ciencia. Por ello, hemos generado alianzas estratégicas con instituciones como Pfizer para apoyar el talento mexicano”.
Asimismo, subrayó la importancia de que más instituciones de la iniciativa privada se sumen y apoyen el VIC, “porque este programa ayuda a que los jóvenes tengan mayores elementos para que sepan a qué área se quieren dedicar en el campo de la investigación”.
Informó que para el XXIX Verano de la Investigación Científica se recibieron mil 552 solicitudes y fueron aceptados 589 candidatos con el apoyo de la Secretaría de Educación Pública, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Universidad Autónoma Metropolitana y el Instituto Científico Pfizer, mientras que con fondos propios o apoyo institucional participan 333, sumando un total de 922 beneficiarios. Este año, 687 fueron los investigadores anfitriones y, como se ha venido registrando en ediciones anteriores, en 2019 la participación femenina es mayor con 59% en comparación al 41% de los hombres.
 
Uno de las jóvenes becados fue Gonzalo Tiraro Ruy-Díaz, estudiante de la carrera de Médico Cirujano en la Facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana, quien tuvo la oportunidad de trabajar en el proyecto “Biomarcadores en pacientes con alto riesgo de Psicosis” al lado del Dr. Camilo de la Fuente Sandoval, responsable del Laboratorio de Psiquiatría Experimental en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Dr. Manuel Velasco Suárez” (INNyNMVS).
 
En su opinión, el haber colaborado con tan importante investigador será un parteaguas en su carrera, pues desea continuar sus estudios haciendo una especialidad en Psiquiatría. “Esta experiencia no sólo me permitió tener acceso a pacientes para entender los mecanismos bioquímicos que pudieran predecir una respuesta psicótica antes de que se desarrolle, sino también comparar los resultados con la práctica clínica para obtener un diagnóstico certero y un tratamiento adecuado”.
 
Expuso sentirse muy afortunado de haber sido elegido por la AMC para tener la beca, ya que gracias a ella pudo salir de su ciudad natal y conocer cómo se hace investigación científica en una institución de alto nivel y que impacta positivamente en la salud y calidad de vida de las personas.
 
Asimismo, Evelin Matías Benítez, estudiante de 25 años de edad que cursa la carrera de Médico Cirujano Partero en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, indicó sentirse muy orgullosa de haber sido elegida para realizar su verano de investigación con la Dra. Beatriz Pérez Guillén, Médico Veterinario Zootecnista y Jefa en el Departamento de Cirugía Experimental del Instituto Nacional de Pediatría (INP).
 
Para ella, esta ha sido una de las mejores experiencias de su vida, ya que tuvo la oportunidad de colaborar durante siete semanas en el proyecto “Estandarización de un modelo de diabetes tipo 1 en cerdos minipig”, con el fin de encontrar a futuro una cura para este padecimiento. “El aprender de un científico tutor, en coordinación con otros equipos multidisciplinarios, me permitió complementar mi formación académica con dos áreas relevantes: la investigación básica y clínica, lo cual representa un importante paso para continuar mis estudios en Endocrinología”.
 
Por último, expuso sentirse muy contenta de que Pfizer y la Academia Mexicana de Ciencias tengan esta iniciativa, pues ambas son instituciones muy reconocidas en el campo. “Mi recomendación es que los jóvenes busquen oportunidades para su desarrollo y que, si desean ser científicos, nunca se rindan para cumplir sus sueños”, agregó.
 
Este año, las instituciones que participaron como receptoras de becarios del VIC fueron: Secretaría de Salud de la Ciudad De México (1), CINVESTAV del Instituto Politécnico Nacional (2), Instituto Mexicano del Seguro Social (6), Instituto Nacional de Cardiología “Dr. Ignacio Chávez” (3), Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Dr. Salvador Zubirán” (4), Instituto Nacional de Medicina Genómica (1), INNyNMVS (4), INP (3) e Instituto Nacional de Rehabilitación (1).
En ese sentido, el Dr. Molina destacó que este programa, conjunto con la AMC, forma parte de las iniciativas con las que cuenta el ICP, las cuales buscan promover e impulsar el talento de las nuevas generaciones que son y serán actores clave para enfrentar los retos de salud que los mexicanos tienen por delante.
 
Finalmente, el Dr. Alfredo Chi, Director Médico de Pfizer, dijo que “en la actualidad estamos en una sociedad del conocimiento, elemento crucial para solucionar los grandes problemas que hoy amenazan a la salud humana a nivel global y que requieren ser abordados por profesionales de la salud muy bien preparados, de ahí que buscamos darle todo el impulso a los jóvenes universitarios”.
 
Siendo esta una prioridad, destacó que en los últimos 15 años Instituto Científico Pfizer ha invertido más de 120 millones de pesos para el desarrollo y divulgación de la ciencia en México, apoyando a estudiantes de medicina e investigadores a fin de que lleven a cabo proyectos en áreas prioritarias del conocimiento.. “En estos proyectos hemos sumado fuerzas con diversos actores clave en el ejercicio de la salud y la ciencia nacional. Estamos muy complacidos de continuar siendo partícipes de esta experiencia y ver los frutos que el Programa Veranos de Investigación Científica ha cosechado a lo largo de 15 años con más de 480 estudiantes beneficiados por el ICP”, concluyó.