Menu
RSS

Acusan al Contralor Capitalino de ser tapadera de la corrupción

  • Escrito por www.elpuntocritico.com

aldfweb

En representación del grupo parlamentario, la diputada Flor Ivone Morales Miranda advirtió al contralor de la Ciudad de México, Eduardo Rovelo Pico, que el cáncer de la corrupción corroe al gobierno capitalino. Por tanto, le exigió combatir derroche, dispendio y los negocios hechos al amparo de los puestos públicos.

En la comparecencia del contralor ante la Asamblea Legislativa, la legisladora de Morena señaló que de acuerdo con las propias cifras de la Contraloría, de 2015 a 2017 se aplicaron 2 mil 721 sanciones, sin embargo, subrayó, sólo hubo 87 destituciones, una cantidad mínima en comparación al número total de los funcionarios corruptos de la ciudad.

Esa situación, expresó Morales Miranda, debe cambiar, sobre todo ante la innumerable cantidad de edificios derrumbados como consecuencia del sismo del pasado 19 de septiembre, pero también como resultado de los negocios entre el gobierno y las inmobiliarias.

En consecuencia, la diputada de Morena exigió a la Contraloría actuar de manera firme para deslindar las responsabilidades en que hayan incurrido las constructoras y las autoridades de los tres órdenes de gobierno.

Al respecto, la legisladora agregó:

“La realidad nos exige a los representantes populares fortalecer los mecanismos de fiscalización, transparencia y rendición de cuentas, y sancionar con oportunidad a los servidores públicos que incurrieron en actos de corrupción”.

Por tanto, subrayó la diputada, la Contraloría debe agotar los instrumentos a su alcance y aceptar que la Auditoria Superior de la Federación le ha enmendado e indicado el camino para rectificar las investigaciones realizadas por la Contraloría.

Por ejemplo, señaló:

“En la adquisición de 202 autobuses para el Sistema de Movilidad M1, la Auditoría Superior de la Federación detectó que no había observaciones en la normativa de transparencia en el ejercicio de los recursos por un probable daño de 40 millones a la Hacienda Pública Federal, según se desprende del informe de la Cuenta Pública 2015”.

Además, destacó, la Auditoría Superior, analizó la construcción de edificios para juzgados penales del Tribunal Superior de Justicia, donde detectó retrasos de hasta 66.7 por ciento en los trabajos de construcción y gastos sin comprobar del Fondo de Capitalidad por 108 millones de pesos.

El gobierno de la ciudad, reclamó Morales Miranda, compra alertas sísmicas, pero éstas desaparecen o se quedan en bodegas, se simulan 64 servicios de mantenimiento en instalaciones del Tribunal y se realizan obras con anomalías y defectos.

Basta con mencionar el deprimido Río Mixcoac, explicó, obra en la que se observan agrietamientos en la superficie de rodamiento, pilas de concreto que no cumplen con su verticalidad y trazo, filtraciones en diversas áreas del túnel y otros desperfectos que ocasionaron la inundación del pasado 31 de agosto.

Otra obra dudosa, agregó, es el tren Interurbano Toluca-Valle de México, donde la misma dependencia detectó que el espesor hidráulico incumple con los 30 centímetros especificados en el proyecto, por lo que se intentó mejorarla con tezontle, grava y tepetate, pero finalmente un juez federal ordenó la suspensión definitiva.

A pesar de existir aplicaciones móviles para denunciar desperfectos como la plataforma de fiscalización; la contraloría móvil; el laboratorio de revisión de obras; la licitación pública electrónica, entre otros, no existe una sanción a los funcionarios corruptos, lo cual es muestra de la permisidad en este gobierno, subrayó la diputada.

Morena insiste en que la ciudad requiere de una mejora institucional, que la Contraloría sea en verdad autónoma y que, por lo tanto, el titular surja de la sociedad civil o la academia, para que no vea comprometida su actuación con quien lo elije y con quien le da permanencia, concluyó.