Menu
RSS

Premia Academia Mexicana de Ciencias a jóvenes investigadores

  • Escrito por Redacción
ciencia

En el marco del Inicio del LVIII Año Académico de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), la organización de científicos más importante del país reconoció ayer a un grupo de jóvenes investigadores con el otorgamiento de los Premios Weizmann 2016 a las mejores tesis de doctorado en Ciencias Exactas, Naturales, Ingeniería y Tecnología; los Premios de la Academia a las mejores tesis de doctorado en Ciencias Sociales y en Humanidades 2016; y de las Becas para Mujeres en las Humanidades y las Ciencias Sociales 2017.

En los Premios Weizmann 2016, los triunfadores fueron: Maurice Oliva Leyva, en la categoría Ciencias Exactas; Fernando Pérez Escamirosa, en la categoría Ingeniería y Tecnología y en la categoría Ciencias Naturales el ganador fue Daniel Rodríguez Leal.

En entrevista para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, Daniel Rodríguez Leal, explicó que en su investigación doctoral descubrió que el desarrollo reproductivo en las plantas es adaptativo, es decir, que dos individuos de una misma especie no necesariamente se comportan igual. Al llevar al extremo la plasticidad de las plantas, encontró que son capaces de evadir su sexo y simplemente formar semillas que son clonales; eso indica que la semilla va a tener exactamente las mismas características que su madre y si se tiene un cultivo que es resistente a una plaga o una que produzca más grano, se podría utilizar dependiendo de las circunstancias.

“No sé en cuántos años estará listo este desarrollo, pero cuando lo esté, el agricultor mexicano podrá dejar de comprar las semillas híbridas a las grandes compañías. Logrará tener su propio germoplasma y semillas que él pueda seleccionar cada temporada sin importar la problemática que se le pueda presentar, porque sabrá a ciencia cierta a través de las semillas clonales, cuál de ellas es resistente a una plaga o al calor, por ejemplo”, explicó Rodríguez.

En el caso de los Premios a las mejores tesis en Ciencias Sociales y Humanidades 2016 los ganadores en la categoría Ciencias Sociales fueron Guadalupe Irene Juárez Ortiz y Bruno Felipe de Souza e Miranda, mientras que Natalia Radetich Filnich y Juan Carlos García Cruz, ganaron en la categoría Humanidades.

La profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, Natalia Radetich Filnich, explicó que su tesis es una investigación antropológica dedicada a la problemática del trabajo con la que se busca detectar los dispositivos de poder, a través de los cuales, el capital organiza a los trabajadores para obtener plusvalía.

Bajo el análisis de los call center, mejor conocidos como centros de atención telefónica, a los que la galardonada define como una especie de “fábricas lingüísticas”, someten a trabajadores jóvenes a la explotación laboral. La joven especialista buscó detectar las formas del ejercicio del poder, los sistemas de control del trabajo y el papel de las nuevas tecnologías para lograr esta sujeción de los trabajadores al capital.

“Tengo un malestar penetrante con el mundo laboral contemporáneo. Creo que las desigualdades económicas en nuestra contemporaneidad se han agudizado de forma lacerante y tenía un interés por pensar cuáles eran las nuevas formas de la explotación del trabajo en los nuevos formatos productivos”, explicó Radetich.

En convenio de colaboración tripartita entre el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, el Consejo Consultivo de Ciencias y la AMC, se entregó la Beca para Mujeres en las Humanidades y las Ciencias Sociales 2017, edición en la que se recibieron 35 solicitudes en Humanidades y 18 en Ciencias Sociales. Las acreedoras a la distinción fueron Saraí Miranda Juárez, en la categoría Ciencias Sociales, y Lidia Iris Rodríguez Rodríguez, en Humanidades.

Saraí Miranda Juárez, doctora en estudios de población, del Colegio de la Frontera Sur comentó que su investigación estuvo enfocada a la migración y el trabajo de niñas y niños adolescentes indígenas y migrantes en el sureste de México.