Menu
RSS

Niñas las más segregadas de la ciencia en México

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico
web-66-niñas-ciencia
• Presenta la Oficina en México de la UNESCO resultados del proyecto
“Metodología para la enseñanza de las ciencias en preescolar con enfoque de género”, en Puebla.
 
 
De acuerdo con cifras de la OCDE, en México únicamente nueve por ciento de las mujeres optan por carreras de científicas, tecnológicas, de ingeniería o matemáticas, que se conocen con las siglas en inglés STEM, en comparación con 28 por ciento de los hombres que las estudian; lo cual las convierte en las profesiones con más estereotipos de género, como lo demuestran los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos PISA 2015: [https://bit.ly/2gAat2l]
 
Aunado a lo anterior, en promedio, los chicos superan a las chicas en 8 puntos en la evaluación de ciencias, lo cual está por encima del promedio de la OCDE, mientras que en la Ciudad de México 3 de cada 10 niñas entre 6 y 8 años asocian la ingeniería con afinidades y destrezas masculinas, reveló el estudio “Infancia, Ciencia y Tecnología: un análisis de género desde el entorno familiar, educativo y cultural”, presentado por la doctora Judith Zubieta, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIS-UNAM).
 
En el marco de la presentación de resultados del proyecto “Metodología para la enseñanza de las ciencias en preescolar con enfoque de género”, llevada a cabo en la ciudad de Puebla por la Oficina en México de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la doctora Zubieta alertó que el interés de las niñas por las matemáticas decrece a medida que avanzan en el trayecto escolar, aunque hayan obtenido buenas calificaciones.
 
Lo cual concuerda con el estudio reciente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre las pruebas PISA 2015, donde se evidencia que de cada 20 niñas mexicanas, menos de una considera estudiar o dedicarse a una carrera relacionada con las carreras STEM, en comparación con los niños, de los cuales, cuatro de cada 20 considera estudiar estas carreras.
 
Asimismo, entre la población mexicana de 25 a 45 años de edad, la segregación de adolescentes y jóvenes en ciertas áreas de estudio y trabajo limita sus oportunidades de empleo. Este fenómeno se hace más crítico si se analiza con perspectiva de género: en las 20 ocupaciones mejor remuneradas solo 36 por ciento son mujeres y en las 10 ocupaciones con menor remuneración 64 por ciento son mujeres, como lo señaló Graciela Rojas, presidenta de Movimiento STEM.
 
Padres, madres y docentes corresponsables
De acuerdo con el estudio liderado por la doctora Zubieta García, en la Ciudad de México uno de los dos padres de familia opina que la baja participación de las mujeres en las disciplinas STEM se debe a la falta de incentivos para las niñas en la escuela: 50 por ciento en secundaria y más de 30 por ciento en primaria.
 
A pesar de la evidencia documental, 3 de cada 4 madres y padres opinan que no hay diferencia en el desempeño de niñas y niños en las materias vinculadas a STEM. Para quienes consideran que sí hay diferencia y por citar sólo el ejemplo de lo que ocurre en tecnología, el porcentaje a favor de los varones duplica el de las mujeres.
 
Además, la mayoría de los adultos identifican las disciplinas STEM como “las profesiones del futuro” y 95 por ciento de madres y padres aconsejarían a sus hijas “que sigan adelante con su elección si consideran que es su vocación", aunque como disciplinas se perciban como masculinas.
 
No obstante, en el discurso de madres y padres, no hay límites ni obstáculos de género para incorporarse a cualquiera de las disciplinas STEM. Pero en la cotidianeidad, prevalecen las divisiones de género.
 
En el evento organizado por UNESCO México estuvieron presentes: Frédéric Vacheron, representante de la UNESCO en México; Miguel Robles, Secretario de Educación Pública del Estado de Puebla; Ulrike Wahl, representante de la Fundación Internacional Siemens Stiftung en América Latina; el ingeniero Guillermo Fernández de la Garza, consejero de la Asociación Civil Innovación en la Enseñanza de la Ciencia (INNOVEC); Álvaro Álvarez Barragán, subsecretario de Educación Básica y Media Superior del Estado de Puebla; la maestra María Antonieta Reyes Castelán, Directora de la Educación Preescolar del Estado de Puebla; y Thomas Czaska, director del Colegio Humboldt.
 
Pie de foto: Mediante el proyecto de la UNESCO México: Diseño de una Metodología para la Enseñanza de las Ciencias con Enfoque de Género en Preescolar, se ha capacitado a más de 250 docentes en una segunda etapa de 10 estados mexicanos con un beneficio para 6 mil niñas y niños. Foto: Emiliano Cassani.