Menu
RSS

Cartas Celestes

  • Escrito por ergio R. Quesada

cienciacartaceleste08042013

Para todo explorador, navegante, turista, etc. El mapa es de suma importancia, es ahí donde se basa para planear un viaje, una trayectoria o medir distancias. Los mapas datan desde las primeras civilizaciones, aunque claro éstos estaban limitados por los conocimientos que se tenían de la tierra conquistada.

Basta que observemos algunos instantes y podemos notar que no todas las estrellas brillan con la misma magnitud, Hiparco de Nicea hizo una clasificación de los brillos de las estrellas en seis diferentes magnitudes, a las más brillantes les llamó estrellas de primera magnitud, y conforma bajaban de intensidad entonces serían estrellas de segunda, tercera, etc. Hasta las de sexta magnitud que son las que apenas logramos ver a simple vista.

Si observamos detenidamente y por algún tiempo una noche estrellada podríamos jugar a formar figuras juntando las estrellas con líneas imaginarias, así podríamos encontrar cuadrados, triángulos, arcos, círculos etc. Las diferentes culturas del mundo han tenido sus propias figuras según sus historias o leyendas, algunas vieron en las estrellas personajes de sus mitologías, otros vieron animales y otros objetos. A pesar de haber sido los árabes quienes nos legaron los nombres de las principales estrellas, fueron los griegos quienes nos transmitieron las constelaciones como las conocemos hoy en día, al menos las del hemisferio norte ya que las constelaciones del hemisferio sur adquirieron sus nombres hasta que fueron descubiertas por los navegantes europeos quienes difundieron la cultura a todo el mundo en los siglos siguientes. Muchas constelaciones tienen nombres de la mitología griega como Pegaso, Andrómeda, Cetus, Orión, Casiopea etc. Otras constelaciones curiosamente son las mismas para diferentes culturas,  el toro y el cangrejo por ejemplo. En la era medieval contar con mapas estelares y relojes de mejor precisión eran secretos de estado ya que de ello dependía la navegación segura para el comercio internacional.

Con el invento del telescopio en 1609 los mapas celestes contaban con más estrellas hasta El Bonner Durchmusterung («Compilación de Bonn" en alemán) de 1855 que cuenta con 320.000 estrellas con sus posiciones. Siendo el catálogo más importante anterior a la aparición de la fotografía. La fotografía fue otro gran invento que revolucionó la forma de observar los objetos celestes y facilitó la realización de mapas estelares. Actualmente se cuenta con diferentes mapas celestes digitales para computadora, tablets o teléfonos inteligentes, son verdaderos planetarios personales.

@SergioUniverso