Menu
RSS

Los cuervos no se peinan, puesta teatral que plantea la importancia de las diferencias

  • Escrito por www.elpuntocritico.com
cultura-web

La puesta teatral Los cuervos no se peinan relata la historia de una mujer que anhela ser madre. Un día, en un parque, le cae sobre la cabeza un huevo que la sigue hasta su casa y de éste nace un cuervo. La pieza muestra el camino de la vida en familia y todas sus implicaciones: el señalamiento, el rechazo, el miedo y la amistad, pero, sobre todo, el amor y el poder de decisión para volar.

 La obra, escrita por Maribel Carrasco, dirigida por Diego Montero y montada por  compañía Córvido Teatro se estrenará el próximo sábado 5 de agosto a las 13:00 horas en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque, donde se escenificará sábados y domingos, a la misma hora, hasta el 24 de septiembre.

Diego Montero refirió que Los cuervos no se peinan  llegó a sus manos por obsequio de la autora: “Quería poner en escena la fantástica historia ahí contenida, llena de poesía y pasión humana que conecta con nuestro origen. En esa búsqueda de un espacio creativo y lenguaje propio tomé la decisión de invitar a otros compañeros y poner en marcha este proyecto.

 “Los cuervos no se peinan se escenifica de manera estética y concreta en un espacio con elementos simples que nos dan toda la posibilidad para desarrollar una gran historia. El discurso es complejo, pero se expresa de manera lúdica, afectuosa y entrañable. Este montaje parte del trabajo actoral como eje del espectáculo y explota al máximo las capacidades de los intérpretes para enriquecer las atmósferas y el universo de ficción. El cuerpo y la voz de los actores rigen cada personaje, lugar y situación”, expresó Diego Montero.

“La obra defiende la importancia de las diferencias y de entender que no somos iguales y la belleza que hay en ello; habla de identidad en la infancia, ese momento en la vida que pareciera nublarse todo y se desconoce el dónde, cómo, o el porqué de las cosas. Es sobre la amistad y los lazos que se gestan en la niñez, entrañables y determinantes.

 “Buscamos acercar a los espectadores al disfrute de las artes escénicas a partir de la sorpresa y el ingenio. Generamos empatía desde el contraste y hacemos de la puesta en escena un espectáculo ondulatorio que transita por diversas emociones. A edades tempranas se pueda sembrar el gen de un público reflexivo y gustoso por las expresiones artísticas y así construir un discurso escénico que haga sentir y pensar”, consideró el director de la puesta en escena.

El elenco está conformado por Diana Becerril y Daryl Guadarrama. El diseño sonoro está a cargo de Julio Infante; la iluminación, de Raúl GigioMedina y Diego Montero, y el diseño de escenografía y vestuario, de la compañía Córvido Teatro.