Menu
RSS

Cautiva Ballet de Amalia Hernández a público del Teatro de la Ciudad

  • Escrito por Notimex

62-ballet-amalia-hernandez-WB

Con repertorio centrado en la historia y costumbres mexicanas a través de la música y la danza, el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, tuvo una acalorada ovación esta noche en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris" en esta capital.


Cerca de 30 bailarines de la reconocida compañía, ofrecieron un colorido vestuario y una espectacular serie de movimientos coreográficos, en el marco de la celebración del centenario de dicho recinto.
La agrupación reconocida a nivel internacional, un referente clásico de los espectáculos dancísticos en México y el mundo, sorprendió a los espectadores en una extraordinaria tarde dancística que le valió decenas de aplausos continuos.
La institución que cuenta con un gran equipo en el que han participan especialistas de diversas materias: bailarines, compositores, cantantes, diseñadores de vestuario y escenografía, músicos y técnicos, ofreció un recorrido dancístico y musical 100 por ciento mexicano.
Desde Sonora, hasta Veracruz, pasando por Chihuahua, San Luis Potosí, Jalisco, Michoacán y la costa chica de Guerrero, estos virtuosos del baile dejaron entrever las manifestaciones estéticas enraizadas del folclore mexicano.
Diversas técnicas de la danza clásica y moderna, acompañadas de huapangos, sones jarochos, mariachi y música ritual, fueron transportadas al escenario a manera de espectáculo.
Una de las coreografías que llamo la atención de los presentes, fue los característicos movimientos de la Danza del Venado, mientras que bailables como 'Los Matachines' y 'Fiesta de Tlacotalpan' pusieron en movimiento a muchos espectadores, que gustosos seguían las coreografías.
Otras de los bailes del agrado de los asistentes, fue el zapateado jarocho y el himno veracruzano por excelencia: "La Bamba", que a ritomo de arpa y jarana prendió al público.
La gala cautivo desde el primer minuto a los presentes con "La Danza de los Matachines", donde los varones hacen sonar una sonaja de guaje azul en la mano izquierda, mientras que en la derecha portan un arco sin fecha; el baile se caracteriza por el fuerte zapateado.
Enseguida, se da paso a la gallardía de las mujeres "entronas", las Adelitas o las Juana Gallo, aquellas que tomaron las armas y se pusieron al tú por tú contra "los pelones" en la línea revolucionaria. Bellas y resueltas aparecen en la danza, una oda y poesía a su gran valor.
Al final de la presentación, el grupo de bailarines agradeció con un pequeño gesto, las constantes muestras de cariño y los aplausos de los presentes.
Tras un par de sones jarochos y sus respectivas coreografías adornadas por los vistosos vestidos largos y blancos de las bailarinas, la gala concluyó haciendo un viaje por el estado de Jalisco.
Con alegría, jolgorio, gracia y belleza, los presentes gritan y aplauden "El jarabe tapatío", al compás de la música de mariachi que resultó una verdadera verbena.