Menu
RSS

Encuentran restos de elefante con más de 10 mil años de antigüedad

  • Escrito por Flor Hernández

web-63-restos-elefante

San Martín de los Cansecos, Oaxaca. 5 de julio de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).-A Raúl Pérez Vega le gustan las piedras, las levanta continuamente

de su camino, conoce de ellas. Aprendió a distinguir los restos fósiles desde que trabajó en el Servicio Geológico Mexicano, hace casi una década, haciendo el levantamiento de la cartografía del distrito de Ejutla.

Por ello, cuando en el camino encontró un hueso de un animal desconocido, lo levantó. Metros adelante vio una mandíbula que se “asomaba” por entre la creciente del río, tomó fotografías y las coordenadas del hallazgo.

La certeza de haber encontrado algo extraordinario lo llevó a buscar en un grupo de Facebook a expertos, fue así como contactó al doctor de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Carlos Castañeda Posadas, a través del grupo Dinosaurios gigantes —animales prehistóricos— paleontología, quien lo puso en comunicación con el doctor en ciencias de laUniversidad del Mar, Eduardo Jiménez Hidalgo.

Con las fotografías que Raúl envió, el biólogo de la Umar, campus Puerto Escondido, pudo confirmar la relevancia de lo encontrado y el 11 de mayo, autoridades municipales, paleontólogos y el trabajador de la minera Cuzcatlán —ubicada a unos ocho kilómetros de la población— acudieron al paraje conocido como El Palenque.

“Los restos encontrados en San Martín de los Cansecos pertenecen a un animal prehistórico que vivió durante la Era del Hielo, identificado como gonfoterio del géneroCuvieronius, parientes lejanos de los elefantes actuales”, explica Jiménez Hidalgo, quien es integrante nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Y añade que la mandíbula fragmentada, una costilla, una escápula y un fragmento pélvico se encuentran actualmente en estudio para establecer la edad, el tipo de alimentación y otras características que permitirán un mayor conocimiento del ejemplar que, asegura, vivió en la zona hace por lo menos 10 mil años atrás.

Luego de efectuar las pruebas correspondientes y estabilizar las piezas para evitar su deterioro, asegura, serán devueltas a la localidad en un periodo de tres meses, para que puedan ser exhibidas.