Menu
RSS

Muere el escultor mexicano José Sacal

  • Escrito por Notimex
web-63-sacal
El escultor y ceramista José Sacal (1944), quien esta noche sería objeto de un homenaje en el Centro Cultural San Ángel, falleció este jueves, informó la
secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda.
En su cuenta en Twitter, la funcionaria lamentó la muerte del artista plástico cuyas obras se encuentran en espacios públicos en todo el país. "Mi pésame a su familia y a la comunidad artística", señaló.
José Sacal, cuya obra ha sido interpretada como el surrealismo, una caja de arena con la mente subconsciente, sería objeto la noche de este jueves de un homenaje en la exposición “Caballus. Pasión en movimiento”, en el Centro Cultural San Ángel, en la capital del país.
Organizada por Fine Art Gallery México, en la muestra participan 69 artistas a través de pintura, escultura, grabado, arte gráfico, fotografía, dibujo y quienes plasman al caballo desde su propia visión.
Roxana Wiley Cota, organizadora de la exposición, se dijo sorprendida por la muerte del creador mexicano, y aseguró que esta noche "continuaremos con el homenaje, más aún, y le rendiremos un fuerte aplauso".
El arte del nacido en Cuernavaca, Morelos, es la esencia, ya que llega desde lo más profundo de sus sentimientos expresados a través de los seres que crea. Sus criaturas, que cuentan una historia, hablan de sus raíces, de su entorno y sus sentimientos: la familia, el amor, la soledad y la desesperación.
Sacal estudió en el Instituto Regional de Bellas Artes, del Estado de Morelos, Antiguo Molino de Santo Domingo (INBA) y con los maestros Khronengold Arthur y Enrique Altamirano.
El 25 de septiembre pasado, justo en el día de su cumpleaños, el escultor había sido homenajeado por la Lotería Nacional por sus 50 años de trayectoria profesional y se le dedicó el Sorteo Especial número 210. El artista acudió a la ceremonia en silla de ruedas y con oxígeno, acompañado por su esposa.
Sacal llegó a trabajar un tiempo en el hospital psiquiátrico "La Castañeda", cuando estudió la preparatoria en la Ciudad de México, donde realizó actividades recreativas para los internos. Posteriormente estudió medicina en la UNAM, pero terminó por perfilarse por su oficio plástico.
En 1998 tuvo mención honorífica en la Bienal Internacional de Florencia, así como otras condecoraciones como la Mención de Honor en la Bienal Internacional, Toyamura, Japón en 2002 y el Premio Instituto Cultural México-Israel, Arte, Ciencia y Cultura en México 2006.
De sus más de 600 obras que se encuentran en espacios públicos en todo el país, destaca la escultura “Santo”, en alusión a "El enmascarado de plata", en la colonia Condesa, que fue hurtada en agosto de 2015.
La pieza, una reproducción metálica en grande del capuchón que utilizaba el luchador mexicano, medía casi dos metros de alto y tenía un peso aproximado de 60 kilogramos.