Menu
RSS

México, el país que más gasta en transporte

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico
web-63-Movilidad
·        Los hogares ubicados en la periferia de la CDMX pueden destinar a la
movilidad hasta 22.4 por ciento de sus recursos; es decir, mil 568 pesos al mes.
 
De acuerdo con el Índice de movilidad urbana (IMU), del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), un hogar mexicano promedio gasta en transporte alrededor de mil 315 pesos al mes, lo que representa 19 por ciento de su presupuesto, tomando en cuenta que el grueso de la población gana alrededor de 7 mil pesos.
 
Sin embargo, mientras más alejados del centro se ubican las viviendas más gastan en transporte, llegando a erogar hasta 22.4 por ciento de sus recursos; es decir, mil 568 pesos al mes, de acuerdo con esa institución. Con esta cifra, México se coloca a la cabeza de los países integrantes del G20 que más dinero destina a la movilidad urbana.
 
Este fenómeno evidencia una política de movilidad nacional que privilegia los automóviles frente al transporte público y masivo. Según el IMU, entre 1990 y 2015 la flota vehicular creció 3.5 veces más rápido que la población.
 
“Las ciudades mexicanas no han priorizado la movilidad de las personas y le han dado más importancia al flujo de automóviles lo que genera mayor congestión”, reveló Fátima Masse, vocera del IMCO, durante la presentación del IMU el pasado 29 de enero.    
 
El estudio realizado por el IMCO plantea que a mayor crecimiento del parque vehicular mayor es la dispersión territorial y el aumento de la mancha urbana.
 
“Cada vez es más difícil vivir en zonas centrales que disponen de servicios y acceso al transporte ya que las rentas de viviendas en colonias aledañas a estaciones de metro son muy altas. Por ejemplo, las rentas (cercanas a estaciones) en la línea 3 del metro, van desde 6 mil pesos (Indios verdes) hasta 22 mil pesos (Coyoacán). Mientras que en la periferia las rentas son más bajas pero tienen las peores opciones de transporte”, explicó Óscar Ruiz, también vocero del IMCO.   
 
El modelo actual de desarrollo urbano, excluye a gran parte de la población de las zonas mejor conectadas, con mayor oferta laboral y desarrollo económico, puntualizó Fátima Masse.
 
La especialista aclaró que el crecimiento económico y la equidad social difícilmente se alcanzan en una ciudad con más autos, por lo que hizo un llamado a los gobiernos locales para crear planes de movilidad que incluyan a los peatones. “Al permitir la innovación tecnológica, la diversidad de opciones de transporte y la competencia es posible incrementar la eficiencia”. 
 
Garantizar la inclusión es el penúltimo de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) propuestos por la Organización para las Naciones Unidas (ONU). En México, este ODS incluye la movilidad.
 
 
Pie de foto: Las ciudades mexicanas no han priorizado la movilidad de las personas y le han dado más importancia al flujo de automóviles lo que genera mayor congestión: Fátima Masse. Foto: Mariana Dolores.