Menu
RSS

Debe conocimiento ser progreso sustentable: IPN

  • Escrito por Edmundo Olivares Alcalá

IPN-web

La Directora General del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Yoloxóchitl Bustamante Díez, afirmó que la información y el conocimiento se han convertido en una poderosa fuente de riqueza y de progreso sostenible.

Aseguró que sólo las naciones que tengan la capacidad para generar ese conocimiento y utilizarlo en incrementar su competitividad económica, podrán mejorar el nivel de vida de su población y competir con éxito en el ámbito

internacional.

Bustamante Díez indicó lo anterior al participar como moderadora del panel “Innovation and education: taking science to school”, en el marco de la 12 Convención Nacional de American Chamber of Commerce of Mexico, denominada “Innovating Paradigms: Taking Mexico into Action”, evento que fue inaugurado por el Secretario de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet Chemor.

En su intervención, coincidió en la importancia de impulsar la relación de colaboración científica de México con otras naciones, principalmente con los Estados Unidos de Norteamérica, lo que obliga a analizar, entre otros aspectos, las particularidades de la cooperación científica, sus grandes potencialidades y sus probables consecuencias en el desarrollo de nuestras sociedades.

La titular del IPN refirió que actualmente el tránsito de la sociedad de la información a la sociedad del conocimiento se presenta como una oportunidad en el ámbito educativo, en sus tareas de formación de profesionales con nuevas capacidades como el trabajo en equipo, la comunicación, la autodidaxia, el manejo de la incertidumbre y la toma de decisiones, entre otras más.

En ese contexto, manifestó que hoy se requiere de profesionales capaces de generar, difundir y transmitir el conocimiento científico y técnico para atender los problemas del desarrollo social y económico con perspectiva global.

Por lo tanto, agregó, es necesario que las instituciones educativas sean capaces de canalizar cada vez a un mayor número de estudiantes hacia las actividades de investigación científica y tecnológica, así como insistir y gestionar ante las instancias correspondientes la aplicación de mejores presupuestos para tales actividades.

Bustamante Díez expresó que en este proceso educativo, la innovación debe estar presente en la conformación de la permanente actualización de los planes y programas de estudio, y como un sello característico y una condición sine qua non del trabajo académico y de investigación que se desarrolle en las instituciones educativas.

A ello, indicó, se debe sumar una estrecha relación con la iniciativa privada que deberá tomara un papel más relevante en la formación de ese capital intelectual que requiere para la realización de todas sus actividades.

Bustamante Díez también señaló que la actual reforma educativa representa un esfuerzo del Estado mexicano, que si bien pareciera sólo estar orientado a la educación básica, involucra a los demás niveles educativos.

En su oportunidad, el Subsecretario de Educación Superior de la SEP, Fernando Serrano Migallón, destacó que con la nueva reforma educativa es la primera vez que se plantea la modificación del sistema educativo mexicano.

Subrayó que se tiene como base la necesidad de un cambio en las relaciones de la educación con su entorno social, fundamentalmente hablando de la innovación en las escuelas y los sistemas de enseñanza, en los maestros que van a impartir esa enseñanza, en su relación con la ciencia y la tecnología, en la evaluación que debe tener el sistema

educativo mexicano y en la relación de la educación con el sistema productivo.

A su vez, el Subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Sergio Alcocer, expresó que la competitividad no se puede lograr en estos momentos si no se incrementa la innovación, y la innovación no se puede dar si no hay investigación y si no hay una educación superior con mayor calidad, lo que constituye un elemento fundamental para la solución de los problemas sociales.

En representación de la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia, Leopoldo Rodríguez Sánchez dijo que el primer paso hacia la innovación debe darse desde la educación básica, ya que si no se incide desde este nivel educativo, difícilmente seremos capaces de ser un país suficientemente innovador, fundamentalmente a través de una educación orientada a generar la capacidad de trabajo en equipo y a la resolución de problemas, por lo que deben implementarse modelos educativos que fomenten la innovación desde edades tempranas.