Menu
RSS

Echaron al Manchester.

  • Escrito por Super User

20130402-manchester
LONDRES, Ing.- Chelsea del técnico español Rafa Benítez derrotó al Manchester United en partido de repetición de la FA Cup con un gol de Demba Ba y el próximo día 14 se enfrentará con el City en Semifinales. El atacante mexicano, Javier Hernández disputó los 90 minutos.


Situado a 22 puntos del United en la Premier League tras perder contra el Southampton, el Chelsea afrontaba su segundo partido en 48 horas con la necesidad de aferrarse a la última esperanza de salvar la temporada doméstica con un éxito en un torneo que ha ganado cuatro veces en los seis últimos años.Manchester United, con Río Ferdinand de regreso al centro de la defensa, dejó fuera del partido a Wayne Rooney (lesionado con la selección) y en el banquillo a Van Persie, confiando en el mexicano Chicharito Hernández para el ataque.
Alex Ferguson y Rafa Benítez, dos técnicos enfrentados desde hace años, se estrecharon la mano con frialdad antes del choque, que deparó un primer tiempo cerrado y táctico, sin ocasiones claras y con un juego brusco en el que Andy Cole, lesionado en el minuto 22, llevó la peor parte.
El delantero belga del Chelsea Demba Ba ejecutó el disparo de más peligro en este periodo, salvado con el pie por el meta español De Gea, que abandonó el terreno de juego, camino del vestuario, charlando amigablemente con su adversario y compatriota Juan Mata.
Cuatro minutos después de la reanudación, Ba recibió un pase de Mata en el saque de una falta y de forma acrobática acertó a colocar un elegante tiro cruzado por encima de un De Gea a media salida que hubo de resignarse a seguir con la vista la trayectoria del balón.
Los Red Devils tuvieron que abandonar su actitud conservadora e imprimir mayor velocidad a su juego.
Al 60’, Peter Cech desvió con la punta de los dedos un gran cabezazo de Chicharito.
A continuación, Mata estrelló el balón en el lateral de la red, en el 67 Hazard cruzó un balón raso a pocos centímetros del poste. El partido se había abierto y las oportunidades se sucedían en ambas porterías.