Menu
RSS

“Luka y su otra mitad” plantea no etiquetar los objetos por género

  • Escrito por Notimex

web-61-luka

No existen cosas de niñas o de niños, simplemente cosas de personas, es el mensaje que la obra “Luka y su otra mitad”, de Talia Loaria, comparte a las

familias al ritmo del rap y baile, en el teatro “La Carpa”, en Coyoacán.

La cantante Regina Orozco, quien este domingo fue madrina del estreno de la puesta en escena, indicó que en la vida real también es madrina de Luka, hijo de Talia Loaria, escritora y productora de la obra, compromiso que adquirió en una ceremonia muy hippie y llena de energía, al igual que la obra.

Por su parte Talia agradeció la presencia de Regina pese a que en la mañana se murió su “perrijo” Toto, motivo que la tenía muy triste, y destacó su cariño y admiración hacia ella.

Más tarde explicó que la obra la escribió para su hijo, quien cuando tenía tres años de edad un día salió llorando de la escuela porque lo molestaron debido a que le gustaban “cosas de niñas”.

Por ello la obra protagonizada por Emilio Valverde cuenta la historia de “Luka”, un niño al que le gusta el color rosa, el ballet y las muñecas, por lo que es motivo de burlas y de represión, empezando por su familia, quien intenta que deje de lado “las cosas de niña” y opte por “las de niño”.

Cuando cumple siete años decide guardar en un baúl todas las cosas que le gustan, incluyendo su chamarra y tenis rosas, así como las lágrimas que derramaba, porque le enseñaron que los niños no deben llorar, y opta por actuar como los demás esperan, lo que lo lleva a perder la mitad de sí.

La “hada chocolata” (Talia) es la encargada de guiarlo por el mundo de las mitades extraviadas para que encuentre la parte que le falta, camino en el que aprende que lo único que importa es ser feliz siendo él mismo, y al hallar la caja con todos sus objetos y decide volver a usarlos, vuelve a estar completo.

“Que los niños crezcan libres porque tienen derecho de saber quiénes quieren ser y sepan que su familia estarán ahí para apoyarlos”, expresó la actriz al finalizar la función, momento que aprovechó para agradecer al teatro y a todos los involucrados en el proyecto.

Talia invitó a Marisol Gasé y a la activista Osvaldo, miembro de la comunidad LGBT, sobre quien expresó que es de las personas especiales a las que admira por su valor de salir sin importar a donde pertenezcan ya que tiene derecho a ser libres.

La obra, que cuenta con bailarines provenientes de Pop Dance y música de Van-T, permanecerá en el foro, antes conocido como Teatro-Bar El Vicio, por los tres domingos que restan de julio y del 17 de agosto al 1 de septiembre formará parte del Festival Internacional de Cabaret.