Menu
RSS

INAH avala construcción del Metrobús en Reforma

  • Escrito por Redacción
2 gdf

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) confirmó hoy su aprobación para que continúen las obras de construcción de la Linea 7 del Metrobús, toda vez que, aseguró, el último proyecto puesto a su consideración incorporó las observaciones que desde el punto de vista técnico fueron requeridas para garantizar la conservación de bienes patrimoniales.

Entre ellas, la no alteración del paisaje histórico urbano en la zona (Avenida Paseo de la Reforma hasta Indios Verdes), la no afectación de monumentos históricos y el salvamento de bienes arqueológicos que pudiesen aparecer en el subsuelo del perímetro en cuestión.

En un comunicado de ocho puntos, precisa que, además, llegó a acuerdos con el gobierno de la Ciudad de México para colaborar en un programa integral de imagen urbana y cuidado de los valores patrimoniales históricos en el corredor establecido por el trazo de la mencionada línea de transporte, incorporando una serie de acciones.

Figuran en la lista, el retiro y restricción de elementos publicitarios en las zonas patrimoniales protegidas, y el de mobiliario urbano irregular o innecesario: antiguos parabuses, quioscos de periódicos y venta de flores, puestos de comercio informal y papeleras.

La elaboración de proyectos de intervención para los 15 misterios, los conjuntos escultóricos, las esculturas individuales, pedestales, jarrones, fuentes y bancas de cantera, con objeto de atender su limpieza, mantenimiento y restauración, bajo la supervisión de los institutos competentes (INAH e INBA), y con el apoyo operativo y financiero del Gobierno de la Ciudad de México.

También se acordó con las autoridades locales enriquecer el proyecto en aspectos como la protección del espacio procesional histórico de la Calzada de los Misterios y la restauración de los 15 monumentos votivos en la banqueta oriente, tanto aquellos que son históricos, como los que fueron restituidos en el siglo XX.

Corregir los emplazamientos de aquellas estaciones que comprometían la libre apreciación de los monumentos, esculturas y jarrones históricos; que el diseño de las estaciones de embarque-desembarque fuese transparente, abierto y no protagónico, y modificar los mástiles en la señalética de cada estación, ubicando en su lugar estelas de baja altura que prescindieran de propaganda comercial.

Además, que la delimitación del carril exclusivo para el transporte fuese resuelta mediante botones metálicos discretos y respetuosos del entorno; respetar las áreas peatonales y los componentes de la traza, evitando la construcción de bahías para autobuses.

A lo anterior se llegó, dijo, después de haber analizado en detalle las propuestas que desde hace varios meses había venido presentando al INAH, la Secretaría de Obras y Servicios del Gobierno de la Ciudad de México, para construir la infraestructura de operación de la Línea 7 del Metrobús, y una vez habiendo recibido el proyecto corregido.

Recordó que la competencia del INAH para conocer, dictaminar y autorizar el proyecto en cuestión, se fundamenta en lo dispuesto en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos y su Reglamento, toda vez que la ruta de 15 kilómetros de longitud que cubre la Línea 7 del Metrobús corre por vías que forman parte de la traza histórica de la Ciudad de México, y en consecuencia deben ser consideradas monumentos históricos, por determinación de ley.

En ese sentido, dijo, el criterio general que desde un principio se estableció para avanzar en la formulación de este proyecto de transporte público, fue que se mantuviera inalterable la traza del Paseo de la Reforma, en el tramo que corresponde a la competencia del INAH, respetando la disposición e integridad de los camellones central y laterales, las áreas jardinadas, y la disposición de arroyos y banquetas.

Que el transporte público circulara por el carril derecho del arroyo central, por el que desde hace décadas lo han hecho los autobuses del transporte público; que los autobuses para este sistema de transporte serían abordados a nivel de banqueta.

Que las estaciones para el abordaje de los vehículos de transporte público no fuesen confinados y consistieran sólo en estructuras ligeras para sostener cubiertas, mamparas y bancas de espera; que en los tramos competencia del INAH se evitara el retiro de árboles, modulando las estaciones o paraderos, para que éstos permanecieran en su lugar.

Y que la localización de las estaciones de embarque y desembarque en cada sentido de la circulación tendría que ser revisada, a fin de respetar la integridad, la visibilidad y relevancia de los monumentos existentes y colindantes a lo largo del recorrido.

Cabe destacar que una primera acción constructiva iniciada por las autoridades fue el cambio de carpeta de rodamiento, que fue suspendido por el INAH porque las obras habían comenzado sin la autorización correspondiente y podrían afectar el basamento de algunas de las estructuras de los héroes de la Reforma.

El Instituto solicitó complementar medidas de protección para el cuidado de dichos monumentos, incorporándolas al proyecto constructivo del carril correspondiente, asegurando la presencia de supervisión arqueológica en todo lo largo de la ruta, por parte del área de Salvamento Arqueológico del INAH.

Una vez instrumentadas estas medidas, el 19 de mayo de 2017, se emitió la autorización para concluir exclusivamente las obras de renovación de la carpeta asfáltica en el carril de circulación del Metrobús.

Luego, la autoridad debió modificar algunas características del proyecto relacionadas con el carril de circulación exclusivo en ambos sentidos, la construcción de 30 paraderos de embarque en cada sentido, dos estaciones terminales, mobilario urbano y señaléctica del sistema, a fin de cuidar el paisaje urbano, respetar la integridad de los monumentos, fortalecer el carácter de sitio histórico y favorecer la apreciación visual de los elementos presentes en la ruta.

Una vez cumplimentado esto, el 19 de junio pasado, el Instituto emitió la autorización del proyecto denominado “Corredor vial de la Línea 7 del Metrobús y sus adecuaciones para el servicio complementario”, concluyó.