Menu
RSS

Denuncia PAN “negocio ilícito” en sobre precio de la L-12 del Metro

  • Escrito por Redacción
2GDF

En reunión de trabajo, diputados de las Comisiones Unidas de Movilidad, Presupuesto y Cuenta Pública, así como de Vigilancia de la Auditoría Superior, de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, manifestaron su preocupación por las irregularidades que han sido detectadas durante la administración pasada en el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

El Diputado Iván Texta, del Partido de la Revolución Democrática, denunció que los malos manejos en el contrato de construcción y mantenimiento para la Línea 12 del Metro, acordado durante la administración de Marcelo Ebrard y firmado por el entonces Secretario de Finanzas, Mario Delgado, el cual representa un desfalco por 97.2 millones de  dólares anuales a las finanzas del Sistema de Transporte Colectivo- Metro hasta el 2026, fecha en el cual finaliza dicho contrato.

Durante el encuentro con el director del Sistema de Transporte Colectivo (Metro), Jorge Gaviño Ambriz, destacó que “este contrato representa un atropello a los ciudadanos mediante un cíclico, cínico e improductivo esquema de financiamiento público-privado, el cual nos obliga a padecer a Mario Delgado hasta el 31 de diciembre del 2026,  ya que con sólo revisar la cifra del contrato nos damos cuenta de la voracidad de este ex funcionario para generar ingresos a largo plazo”.

Explicó que de acuerdo con cifras oficiales, la Ciudad de México está obligada a pagar mensualmente 8.1 millones de dólares,  lo cual  representa un total anual de 97.2  millones de dólares aunado a una excesiva carga económica.

“El sobre precio de la línea 12, negocio ilícito por el cual Marcelo Ebrard y Mario Delgado deberían estar en la cárcel”, aseguró el diputado de la fracción parlamentaria del PRD.

Al respecto, el diputado Jesús Armando López Velarde Campa, de Movimiento Ciudadano, reconoció el compromiso del gobierno de la Ciudad de México por dar solución al problema del transporte.

Aseguró que no existió ninguna licitación pública y nunca se enteró a la ciudadanía de esta adjudicación a la Empresa CAF que representó millones de dólares, con un pago irrevocable en donde dejaron a la actual administración con las manos atadas, ya que no puede echar abajo ese contrato por la manera en que se firmó.

 “No querían que nos enteráramos los ciudadanos, pues reservaron por 17 años todo, pero usted llegó, transparentó y dio a conocer los malos manejos  y nos dimos cuenta de que este es un costo gravísimo  que está sobre las finanzas de la Ciudad de México”, advirtió.

Al respecto, el diputado Raúl Flores, del GPPRD, agregó que los recursos públicos entregados  a particulares para beneficio de los ex funcionarios ya mencionados representan el contrato más ventajoso que se haya firmado en la historia de la ciudad, pues permite la apropiación total del capital de la utilidad del Metro.

Señaló que la Ciudad de México no se merecía ese trato financiero, por lo que dijo que su grupo parlamentario con apoyo de otras fracciones analizan la posibilidad de denunciar y perseguir a quienes pusieron la viabilidad financiera en manos de terceros “para beneficio de Marcelo Ebrard y Mario Delgado”, apuntó.

Al hacer uso de la palabra, la diputada Elena Segura reconoció la apertura que tiene el actual director del Metro para abrir a la opinión pública la información real de operación del STC, considerado esencial para los habitantes de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

“Nos dejaron la herencia de una deuda pública de más de 30 mil millones de pesos, sin que se tenga una  claridad en la forma de adjudicar  porque ni siquiera fue una licitación pública.  Lo cual preocupa porque no es sólo tener los recursos para el mantenimiento de un buen servicio  sino como hacemos para que  el Metro tenga reamente estos recursos”, aseveró.

Destacó que mientras el presupuesto destinado al Metro del 2010 al 2017 ha sido de 5 mil 238 millones de pesos, con la creación del Fideicomiso (FINMETRO), en sólo 3 años se han recaudado  más de 9 mil millones de pesos, sin embargo se requiere buscar más fuentes de financiamiento para mejorar el servicio.

En su oportunidad, el Diputado Israel Betanzos Cortés, Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, reiteró el apoyo al trabajo realizado por el director del STC-Metro, Jorge Gaviño y afirmó que para su fracción parlamentaria el compromiso es con un buen transporte que sea ágil, productivo y que le dé garantías a los usuarios.

El legislador José Manuel Delgadillo Moreno, del GPPAN, consideró que hace falta una visión metropolitana para que la participación económica no recaiga más solo en el presupuesto de la Ciudad de México, sino que tenga participación metropolitana, ya que de los 5 millones de usuarios que diariamente utilizan el Metro al menos 2 millones son del Estado de México.

“”Estoy convencido de que el trabajo del Metro no recae sólo en su titular, sino en todos los que participamos en el ejercicio del gobierno y las políticas públicas de la ciudad como en esta Asamblea Legislativa, por lo que estamos comprometidos con su buen funcionamiento”, apuntó.

 

Al respecto, el diputado Luis Alberto Mendoza Acevedo, del GPPAN, consideró que el Metro es el área más sensible de transporte en la ciudad que beneficia a millones de usuarios, por lo que es obvio que hay muchas cosas por mejorar.

“El  trabajo que usted ha venido  haciendo es titánico por todo este embrollo, temas políticos  y administrativos, combinando toda esta cuestión  lo que menos quisiéramos es ponerle más piedras en el camino, nosotros estamos aquí para ayudar  para que esto sea un cúmulo de apoyos  para hacer su labor en beneficio de los ciudadanos”, comentó.

La diputada Abril Yannette Trujillo  Vázquez, del Grupo Parlamentario de Encuentro Social, consideró que el Metro es la columna vertebral de transporte de pasajeros en la Ciudad de México  y reconoció el compromiso  de la actual administración para reducir fallas y garantizar en servicio cada vez mejor.

Durante su comparecencia, Jorge Gaviño Ambriz dijo que el STC-Metro necesitaría 30 mil millones de pesos para dar mantenimiento a todas las líneas. “Con esto arreglaríamos trenes, túneles  estaciones, es decir dejaríamos el Metro funcional y adicionalmente requeriríamos un presupuesto sostenido de 20 mil millones de pesos al año”.