Menu
RSS

Gobierno de coalición una forma de gobierno en bien de la ciudadanía

  • Escrito por Redacción
futna

Un gobierno de coalición  representaría la posibilidad de lograr un verdadero avance político en el país, ya que la actual forma de gobierno ha tocado los límites y muestra signos de agotamiento, señaló el diputado Raúl Antonio Flores García, vicecoordinador del Grupo parlamentario del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

En el marco del Foro “Gobierno de Coalición, ¿Alternativa  real frente al fracaso del régimen presidencialista mexicano?”, consideró que necesario revalorizar cómo avanzar en política y lograr una reforma integral que articule mayores contrapesos, y permita que se llegue a negociaciones correctas que en la actualidad han sido limitadas.

En presencia de funcionarios de gobierno, organismos electorales, diputados, académicos e investigadores,  dijo que es necesario  que los ciudadanos conozcan que hay otras formas de gobierno y que el presidencialismo no es sólo un destino, sino una figura que ha venido trastocando.

Consideró que al analizar la posibilidad de un gobierno de coalición no se está atendiendo sólo la coyuntura, sino un futuro mejor para el país y la CDMX.

"Tendríamos que operar la política en favor de los mexicanos; el gobierno de coalición es un tema que ha llegado para quedarse y es una buena oportunidad para hacer la corrección política en nuestro país en favor de los ciudadanos".

Al respecto, Jesús Zambrano Grijalva, diputado federal del PRD consideró que se está en un momento oportuno para poder afrontar  el planteamiento del gobierno de coalición, de acuerdo a la circunstancia política del país.

Dijo que si bien hay pendientes iniciativas que tienen que ver con la formación de los gobiernos de coalición que ya están considerados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se ha entrado a discusiones de fondo sobre el tema, lo que obliga a una reflexión general sobre el mismo. El tema es muy oportuno para entrar a buscar un arreglo constitucional al desarreglo institucional que tenemos en esta materia, y eso sería un salto hacia delante”, apuntó.

En su oportunidad  el presidente del Instituto Electoral de la Ciudad de México, Mario Velázquez  Miranda consideró que se trata de una oportunidad para observar, analizar y reflexionar sobre el gobierno  de coalición frente a la  circunstancia  que el país vive en términos de desencanto que se tiene del sistema democrático.

Dijo que el gobierno  de coalición podría ser un elemento de análisis y una tarea fundamental para efectos de aclarar y determinar los alcances que pudiera tener está figura innovadora en el país.

Reconoció que esta tarea no se ha concretado ya que en la Ley Orgánica de la Administración Pública se tiene el pendiente sobre qué es lo que debería contener como característica un gobierno de este tipo desde la administración pública.

Velázquez Miranda  dijo estar convencido de la posibilidad de una participación ciudadana destacada que permita legitimar a quien alcance la función  de gobierno  de coalición, a través de una participación alta, enterada e informada que tome decisiones  en las urnas.

Al respecto, el investigador José Antonio Crespo consideró  que más que los gobierno de coalición lo que se requiere es un sistema parlamentario que garantice que el ejecutivo tenga un respaldo mayoritario en el parlamento  y avale gobiernos unificados.

Por ello dijo, se tiene que hacer  con mucho cuidado esta regulación para que no se complique más de lo que ya está el sistema político mexicano.

Al respecto el  ex candidato independiente a la Asamblea Constituyente, Marco Rascón, dijo que con base en un sistema parlamentario se  plantea de mejor manera la posibilidad  de establecer acuerdos y alianzas para temas  que no cruzan una coincidencia plena.

El catedrático de la UNAM  Pablo Trejo, advirtió que el gobierno de coalición depende de un  gran acuerdo político para llevarlo a cabo, la base fundamental es el programa de gobierno y su agenda legislativa que lo soporte y a su vez  que sirvan de contrapeso, “esos acuerdos deberán transformarse en documentos vinculatorios convirtiéndose en los hechos en un Plan Nacional de Desarrollo.

Consideró que un gobierno de coalición deberá ser capaz de atender las demandas sociales más urgentes, de lo contrario, “un gobierno de coalición sin respaldo social esta destinado al fracaso”.

A respecto la investigadora de la UNAM, Marcela Bravo Ahuja, destacó que desde la academia hay estudios que señalan que alrededor de 50% de los gabinetes presidenciales en América Latina han tenido formas de coalición, sin embargo advirtió, muchos han terminado desgastándose y disueltos de manera abrupta  y con crisis políticas importantes.

Por ello dijo, habrá que tener cuidado con las características de las mismas, empezando por la proximidad ideológica de los miembros,

Finalmente, Juan Pablo Piña, diputado del PAN cuestionó si la política mexicana está preparada para un gobierno de coalición y asumir todas las consecuencias que de ello se deriva, por lo pronto dijo su grupo parlamentario seguirá insistiendo en tener una segunda vuelta electoral, eliminar el fuero y reducir el número de diputados y senadores, entre otras series de reforma para complementar este ejercicio de figuras de coalición.