Menu
RSS

Necesario buscar soluciones a problemas de crecimiento de metrópolis y envejecimiento de la población

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico

web-41-pensionados
• CESOP y UNAM realizaron el Vigésimo tercer seminario de Economía Urbana y Regional "El modelo de país que queremos en México"
29-10-2018.- El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, el Instituto de Investigaciones Económicas y la Facultad de Arquitectura de la UNAM, se pronunciaron a favor de buscar soluciones anticipadas a problemas que empiezan a agravarse ante el crecimiento de zonas urbanas y envejecimiento de la población.
En el Vigésimo Tercer Seminario de Economía Urbana y Regional "El modelo de país que queremos en México", realizado en el auditorio Ricardo Torres Gaytán, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, académicos y expertos urgieron implementar políticas públicas enfocadas en un crecimiento ordenado, con énfasis en los temas de educación, salud y mitigación de los efectos del cambio climático.
Ricardo Martínez Rojas, director de Estudios Regionales del CESOP, comentó que a raíz de la globalización México no ha crecido de forma homogénea, además de que actualmente lo hace a un ritmo de sólo el dos por ciento.
Con el tema “México, un antes y un después” resaltó que los sectores que han tenido mejor escenario son los de fabricación de autos y camiones, producción de refacciones automotrices, motores de combustión interna, audio y video, computadoras y periféricos, de comunicaciones y equipo médico, dental y para laboratorio.
“El crecimiento por la globalización no ha sido parejo, ha sido en algunas regiones. El INEGI separa la región norte y centro norte, luego una región centro y sur-sureste, en este aspecto”.
Precisó los casos de Veracruz, Tabasco y Campeche, pues el único material que les da fuerza es el petróleo; no obstante, aclaró, carecen de cadenas productivas. “Cuando mucho producen crudo y se exporta, pero no se le agrega valor”. En cuanto a Chiapas, Oaxaca y Guerrero, dijo que en materia de globalización, “prácticamente no ha ocurrido nada”.
Armando Sánchez Vargas, director del Instituto de Investigaciones Económicas, destacó la relevancia de este encuentro para reflexionar respecto a esta problemática nacional, en donde día a día pasamos por diversos escenarios.
Se pronunció por buscar mejores resultados que “tanta falta hace a un país que parece estar condenado a crecer sólo al dos por ciento”.
El investigador de la UNAM, Cassio Luiselli, aseguró que la población de México seguirá aumentando, aunque de forma más lenta. “América Latina envejece, pero aumenta la esperanza de vida con personas de más de 65 años activas y trabajando”.
Antes del 2040 seremos el noveno país más poblado del mundo. “Para ese año México tendrá una de las más grandes poblaciones, aunque con el envejecimiento se estabilizará y empezaremos a decrecer”, enfatizó.
Dijo que estamos frente a un proceso de metropolitización que tiene muchas ventajas, pero con problemas inmediatos que deben atenderse frente a la Cuarta Revolución Industrial (la automatización y robotización), la necesidad de ver hacia las ciudades medianas y pequeñas, y diversificar las relaciones e intercambios internacionales.
Sobre el cambio climático, dijo que “viene más rápido y fuerte el impacto”; y que “el Acuerdo de París fue debilitado por Trump, hace más complejo el horizonte”.
El profesor de la Facultad de Economía, Juan Carlos Moreno Brid, al hablar sobre los efectos de las tendencias mundiales en México, expuso que la reciente renegociación del Tratado de Libre Comercio hace énfasis en la necesidad de reconocer que comercio y exportaciones como tal, no serán lo que pondrán a nuestra economía en una senda de crecimiento.
“Nuestro comercio internacional está enfocado hacia Estados Unidos en una proporción enorme, por lo que en ese terreno tenemos un gran reto. El próximo gobierno federal debe entender que se requiere de un mercado interno potente”.
Isalia Nava Bolaños, investigadora y secretaria académica de este instituto, resaltó que para 2050 se verá una población mexicana visiblemente envejecida. A partir del 2020 se terminará el bono demográfico, podemos observar que la población infantil y de jóvenes comienza a disminuir en las siguientes décadas.
Al reducirse la tasa de fecundidad, hay más mujeres ingresando al mercado laboral, así como un aumento en la escolaridad, lo que permitirá una mayor participación en la actividad económica, y se espera tenga efectos positivos para el desarrollo.
El investigador Adolfo Sánchez, comentarista del evento, alertó de un urgente cambio en desarrollo sectorial y territorial de nuestro país, pues “hay fuertes brechas de desarrollo”.
Comentó que México crece a diferentes velocidades según la zona, pues las regiones rurales se han rezagado, sobre todo las indígenas y de difícil acceso. “En las urbes, el transporte es insuficiente e ineficiente y padecen un medio ambiente deteriorado. La ingobernabilidad e inseguridad limitan el desarrollo y afectan a sus poblacionales”.