Menu
RSS

Picotazo Político 4 diciembre, 2018

  • Escrito por Miguel A. López Farías

Picotazo político

Ricardo Monreal salió de cacería, la estrategia para ablandar es sencilla: “Crítica todo lo criticable del modelo
neoliberal y ya está”.
Y muy pocos podrían defender ese modelo, que tal y como señaló AMLO en su toma de protesta, es el que produjo la catástrofe económica de México.
Monreal, el senador aplica los algoritmos de Trump, pega, golpea, amenaza, fustiga, a los que representan los enemigos del pueblo, a esos explotadores de la nación, a los agiotistas, los malvados banqueros, corruptos empresarios que juntos con los políticos del PRI y el PAN han llevado a la pobreza a millones de mexicanos.
Y claro que el pueblo aplaudirá a rabiar lo que de la línea de fuego monrealista, o morenista salga. Y le diere algo muy cierto, aunque el senador se pone intenso no está muy alejado de la realidad, lo cierto es que el modelo neoliberal ha fungido como un laboratorio en donde los menos se han hecho muy ricos, pero no hablo solamente de empresarios, sino de una casta gorda de políticos que transformaron su medianía económica en una de nuevos multimillonarios y muchos empresarios fueron también favorecidos por reglas de un sistema que como club exclusivo permitió el ingreso a unos cuantos.
El daño en la economía doméstica es el reflejo de esa disparidad. 50 millones de pobres en México no es menor y la respuesta la encontramos en el neoliberalismo, punto.
Si el agarrón entre Monreal (Morena-AMLO) y los capitanes del dinero fuera un evento pugilístico, sin duda el control del referí y jueces estaría de lado de los banqueros, pero el público se pondría inmediatemente de lado del que exhibe a los ricos.
El presidente AMLO, no está engañando a nadie, viene por el control de los hilos de la banca, del Banco de México, por las riendas de los inversionistas, su modelo, sin llegar a ser estatista contempla un regreso a las épocas de la presidencia fuerte que dictaba las líneas económicas, y hasta del mercado.
Ricardo Monreal, desde el Senado está cumpliendo el papel del policía malo, y Alfonso Romo el del bueno, y así es la política, es una espiral de negociaciones y de acuerdos.
Sólo que habría que hacer notar la diferencia entre empresarios responsables y otros realmente abusivos, entre los banqueros afines a México y otros que encontraron la mina de oro en los cuentahabientes.
Pero es importante hacer notar la diferencia entre los que han abusado de los mexicanos y los que producen empleos y dotan de oportunidades a todos. Digo, para no agitar un poderoso avispero.