Menu
RSS

Complicado presupuesto

  • Escrito por Lino J. Calderón Armenta
ruta

El 2017 será quizá uno de los años más complicados para los mexicanos. Esto a consecuencia de algunas situaciones económicas que no se han concretado pese a las reformas estructurales. Y la propuesta de Paquete 2017 con recortes de más del 30 por ciento, en varias ramas de la economía si preocupa a los mexicanos ya que

será la ciudadanía la que pague los yerros de otros. Los recortes son severos para sectores que están apenas despegando y que ahondarán la crisis general.  Sin embargo hay que oír los que el líder parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado de la República, Emilio Gamboa, dirá  en defensa del paquete económico para el 2017, entregado en días pasados a la Cámara de Diputados. Y asegura que la propuesta del Ejecutivo Federal es responsable, dará certidumbre y confianza al país y permitirá enfrentar los problemas de pobreza y desigualdad. Otras fuerzas políticas no coinciden en lo dicho por el priísta y se espera una verdadera guerra parlamentaria. Así lo aseguró, también Jesús Zambrano, coordinador de los diputados perredistas al mencionar que ese Paquete Pasara pero transformado. No se puede así sacrificar a los ciudadanos. Pero todo indica que las matemáticas parlamentarias se impondrán a pesar de las negativas. Pese a que el Gobierno Federal propuso aplicar el recorte a áreas prioritarias como salud, educación, comunicaciones y transportes y Pemex, existe un “firme compromiso” de no afectar esos rubros ni la seguridad pública ni la generación de empleos. Los priistas analizarán en conjunto con el resto de las fracciones parlamentarias la Ley de Ingresos, en cuanto los diputados federales del luz verde a esa normatividad, lo que debe ocurrir antes del próximo 20 de octubre. Ese ejercicio,  se llevará a cabo con un “alto sentido de responsabilidad”. Sin embargo la disminución de casi 240 mil millones de pesos en la propuesta del paquete económico para el 2017, no es un asunto menor para una economía de por sí debilitada como la mexicana, porque se va a afectar la infraestructura en sus diversos ramos con el consecuente impacto sobre la generación de empleos, y si a ello se suma que el incremento de los salarios mínimos “sigue durmiendo el sueño de los justos”, las expectativas de mantener la estabilidad social se verá cada vez más desfigurada. La ciudad de México con todo y su nuevos status político será uno de los sectores más afectados ya que Hacienda está eliminando alrededor de 6 mil 500 millones de pesos a la CDMX. Fuerte será el debate, y graves los resultados.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.