Menu
RSS

Aumento en precios de gasolinas y deuda pública, principales temas del análisis de la Política Económica

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico
web-22-politica-economica
13-09-2018.- Al iniciar el análisis de la Política Económica del VI Informe de Gobierno, diputados de Morena, PAN, PRI, PES, PT, MC, PRD y PVEM, fijaron
comentarios sobre crecimiento monetario, generación de empleos, aumentos en los precios de los productos básicos y de la gasolina y la deuda pública.
 
En los posicionamientos de la primera ronda, el diputado Ignacio Benjamín Campos Equihua (Morena) expresó que se dijo mucho de las reformas estructurales de este gobierno y se comentó que la economía iba a crecer al doble, pero las cifras son tan contundentes que “solamente se ha logrado crecer y no se va a lograr crecer más que del 2.2 por ciento en este último año”.
 
Los mexicanos lo que ven y miden de la política económica, añadió, son los altos precios de los productos básicos y el aumento de la gasolina. “Las cifras son contundentes, tan contundentes que el pueblo mexicano el primero de julio las reprobó”, subrayó.
 
Se dice que es el sexenio del empleo, pero las plazas de trabajo no tienen seguridad social ni prestaciones mínimas para alcanzar el índice de desarrollo humano, y hay pocas opciones de inversión para los emprendedores.
 
Mencionó que es momento de generar una política económica nueva, encaminada al bienestar de las y los mexicanos, transparente, honesta, que permita apoyar a los sectores y actividades económicas con una adecuada estrategia fiscal y monetaria de acuerdo a las necesidades del país. “Es momento de lograr la eficiencia económica con justicia social”.
 
Patricia Terrazas Baca, diputada del PAN, expresó que este informe presenta un balance negativo, pues “desde el principio el último gobierno del PRI estuvo preparado para corromperse y saquear al país, para hacerse de casas blancas, para aplicar estafas maestras, para permitir socavones y solapar enriquecimientos ilícitos de gobernadores”.
 
Indicó que la corrupción se palpa y la impunidad es evidente. Por ello, cuestionó a los legisladores de Morena, ¿si para esta corrupción habrá amnistía, si prevalecerá la impunidad, si se permitirá que todos los funcionarios salientes de esta administración que han cometido ilícitos y actos de corrupción huyan de la justicia del país?
 
Este gobierno, dijo, encontró la manera de disponer de muchos recursos por la vía del endeudamiento público y la aplicación de más impuestos, utilizados de forma discrecional y tramposa. En seis años, esta administración casi duplicó la deuda de 5.9 a 11 billones de pesos, que representan hoy el 44.5 por ciento del PIB. En 2012, cada mexicano debía 40 mil pesos y, hoy cada uno debe 87 mil.
 
Mencionó que en seis años el precio de las gasolinas se incrementó. “El PRI deja un país endeudado con un alto pago de intereses, un crecimiento económico por debajo de su potencial, un régimen fiscal asfixiante, una moneda depreciada y empleo precario. En Acción Nacional estamos comprometidos a construir los acuerdos para trabajar por el bienestar de los mexicanos; no a los gasolinazos, ni al alza de impuestos, sí a las finanzas sanas y al desarrollo económico sostenido”.
 
La diputada del PRI, Norma Adela Guel Saldívar, indicó que ante el mundo, México representa un país con estabilidad económica y de amplia productividad. Afirmó que los logros de la política económica “se miden con cifras concretas, no son discursos políticos y las reformas transformadoras se están materializando en resultados tangibles en beneficio del bienestar de los mexicanos”.
 
Afirmó que este sexenio es el auténtico del empleo, turismo, inversión extranjera, expansión de la telefonía celular, del internet, de la apertura del sector energético, entre otros aspectos esenciales. “Los resultados son reales para la economía en su conjunto, producto del cambio estructural, de las acciones responsables y de los efectos positivos de las reformas que han permitido preservar la estabilidad macroeconómica, apuntalar el crecimiento, mejorar inversiones y mayores empleos”.
 
Subrayó que gracias a la Reforma Laboral se han generado cuatro millones de empleos formales al final de este sexenio, más de lo logrado en las dos administraciones pasadas en su conjunto, de los cuales 43 por ciento son ocupados por mujeres y 39 por ciento por jóvenes.
 
Como producto de la Reforma Hacendaria, continuó, se ha mantenido la estabilidad de las finanzas públicas al fortalecer los ingresos públicos y reducir la dependencia de los recursos petroleros. En materia de infraestructura, al cierre de este gobierno se habrán construido o modernizado más de seis mil 400 kilómetros de carreteras y autopistas.
 
Por el PES, el diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz reconoció que existen algunos avances, pero también temas pendientes, y que el nuevo gobierno enfrentará retos para satisfacer la exigencia de las familias mexicanas de tener mayores oportunidades de desarrollo y una mejor calidad de vida.
 
Enfatizó que a casi cinco años del Pacto por México, las reformas no han logrado impulsar al país en la ruta del desarrollo y el bienestar que se vea reflejado en mejores empleos y mayores ingresos para los mexicanos.
 
De acuerdo con la teoría, dijo, la política económica debería funcionar como instrumento eficaz para disminuir la desigualdad y la inequitativa distribución de la riqueza que, desafortunadamente, siguen existiendo en nuestro país; sin embargo, se estima que el ingreso promedio del 10 por ciento de los hogares más ricos representa 23.5 veces el ingreso promedio del 10 por ciento de los hogares más pobres.
 
Estimó que se debe promover una agenda legislativa con políticas públicas de alto sentido social y la construcción de un paradigma para el desarrollo sostenible; por ello, dijo, es fundamental disminuir “la política irresponsable de endeudamiento del gobierno nacional, de los gobiernos subnacionales, fortaleciendo el contenido social en la aplicación de los recursos públicos”.
 
La diputada Hildelisa González Morales (PT) señaló que en este sexenio se prometió un crecimiento de 6 por ciento del PIB y sólo fue 2.5, lo cual es insuficiente para sacar del atraso y la pobreza a 60 millones de mexicanos, así como a 15 que viven en extrema pobreza. “Tampoco crearon los espacios de trabajo necesarios y se perdió el poder adquisitivo, pues en 1980 se requerían cuatro horas de trabajo para alimentar a una familia; ahora son 24”.
 
Consideró que “termina uno de los peores sexenios que ha tenido el país y el largo periodo de oscuridad neoliberal”, cuyos “efectos devastadores” ha sufrido el país desde 1982, pues propició el desmantelamiento de la planta productiva, incrementó el desempleo y la subordinación de la economía mexicana a la estadounidense; generó pobreza y una inadecuada distribución de la riqueza.
 
Indicó que la privatización de la banca “ha servido sólo para que unos cuantos se enriquezcan. México es paraíso de banqueros, incrementando en 28.8 por ciento sus ganancias y beneficiando a instituciones bancarias, tres de ellas extranjeros. Además, se incrementó la deuda pública a más de 10 billones de pesos, “al doble”, y el FOBAPROA únicamente se han pagado intereses, dejando una herencia para 70 años, en los que se liquidará el 67 por ciento de la deuda.
 
Estamos, subrayó, ante la disyuntiva de contribuir para fortalecer la economía y poner, en el centro de las políticas económicas, a la persona y sus necesidades. Reafirmó su compromiso de trabajar, desde esta Cámara, “para que ningún niño deje de comer en México y que ninguna persona muera por falta de servicios médicos”.
 
De MC, la diputada Geraldina Isabel Herrera Vega afirmó que para construir un México próspero, desarrollado, y con una sociedad más justa y equitativa, se requiere un crecimiento sostenido de entre 6 y 7 por ciento del Producto Interno Bruto y generar más de un millón de empleos al año, pero en este gobierno fue de 2.5 por ciento y 550 mil empleos, de los cuales 75 por ciento pagan menos de 2 salarios mínimos. “Esta es la realidad que, en lugar de mejorar, empeora”.
 
Por ello, refrendó su compromiso por impulsar reformas que redirijan las políticas públicas y presupuestales para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos. “Este no es el país que merecen los mexicanos, que trabajan largas jornadas sin seguridad social ni prestaciones de ley, que deben seguir trabajando hasta edades avanzadas por no contar con una pensión digna”.
 
Expresó que en materia de competitividad México se encuentra considerablemente rezagado, y enfrenta problemas de corrupción, inseguridad, robo y tasas impositivas, lo que dificulta la concreción de negocios; las condiciones fiscales orillan a que siete de cada 10 empresas opten por la informalidad, repercutiendo en la contratación de trabajadores sin derechos laborales, y “se agrava por un sistema tributario rígido con las mediana y pequeñas empresas, pero laxo y condonador de grandes empresas”
 
En México persiste una marcada brecha salarial entre hombres y mujeres, presenta una menor incorporación al mercado laboral en carreras como ingeniería, producción industrial y construcción aunque ellas tienen mayores tasas de titulación, incluso superiores a las de la OCDE. Además, la inversión en ciencia y tecnología fue de .5 por ciento y que el sector turismo, aunque se recibieron 39.3 millones de visitantes internacionales, se afectó negativamente por problemas de seguridad.
 
El diputado Emmanuel Reyes Carmona (PRD) afirmó: México es un país de pobres y desigualdades, debido a que la política económica impuesta desde el Ejecutivo privilegio las variables macroeconómicas sobre el bienestar de las familias y provocó que la economía se sujete a presiones del exterior. Es necesario que el Poder Legislativo y Ejecutivo trabajen en unión para beneficio de los ciudadanos.
 
“Hoy este país es el México de la deuda externa. El crecimiento económico que se pronosticó de 3 por ciento para este año, apenas reporta un crecimiento de 0.75 por ciento, muy por debajo de la meta. Si hablamos de la deuda externa, entonces podemos entender que hay un incremento de un billón 127 mil millones de pesos que se acumulan a la deuda histórica a más de 10 billones”, aseguró.
 
Más del 40 por ciento de la población vive en pobreza extrema. “Tenemos que considerar que necesitamos trabajar fuertemente para fortalecer la economía de este país. Necesitamos gasolina más barata y que se fortalezca la economía y sus instituciones”.
 
En este sentido, conminó a los legisladores a trabajar en propuestas claras, con un presupuesto participativo para que los mexicanos se sientan apoyados. “Tenemos que brindar oportunidades económicas para fortalecer a la industria petrolera. El crecimiento tiene que ser sostenido e ir en aumento para garantizar que hoy en México haya menos pobres, más oportunidades y menos desigualdad”.
 
Beatriz Manrique Guevara, diputada del PVEM, puntualizó que es importante que México busque una economía verde como ruta para su desarrollo. Afirmó que su partido impulsará iniciativas como la transformación de basura en energía, con el fin de tener una nación con crecimiento económico y sustentable. “Tenemos claro que la protección al ambiente es todavía un campo fértil”.
 
Las políticas económicas deben ser siempre coincidentes con el respeto y la conservación del medio ambiente, por ello, es fundamental impulsar las actividades productivas del país, pero nos oponemos a que el desarrollo de la economía sea a expensas del territorio nacional, del costo y la hipoteca de la vida con calidad de las futuras generaciones.
 
Durante la administración del Presidente de la República, afirmó, el Partido Verde contó con un aliado y consideró que las políticas públicas implementadas propiciaron riqueza, competitividad, empleos y enfoque de conservación. En materia de generación de empleos sustentables, destacó la incubación de empresas forestales y comunitarias; sin embargo, existen problemas como sobreexplotación de zonas costeras y de turismo, por lo que, es importante generar políticas que garanticen la sustentabilidad.
 
Con el nuevo modelo energético hoy se genera más electricidad con fuentes limpias. En el país existen 46 parques eólicos, 28 más que en 2012 y están en desarrollo 65 nuevas centrales eléctricas limpias. El porcentaje de energía generada de fuentes limpias pasó de 17 por ciento en 2012 a 21 en 2017. Esto es un crecimiento promedio anual de 6 por ciento; se sentaron las bases para que en 2024 el porcentaje de electricidad a partir de fuentes limpias llegue a la meta de 35 por ciento.