Menu
RSS

Necesario combatir empresas fantasmas y fortalecer MIPYMES

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico

web-22-empresas-fantasma

• Se han detectado ocho mil 948 empresas fantasmas con las que, mediante facturas falsas, se evadieron dos billones de pesos: Prodecon

13-11-2018.- La diputada Adriana Lozano Rodríguez (PES) organizó el foro “En defensa de las MIPYMES”, cuyo objetivo es combatir y prevenir la facturación falsa. “En México se han detectado ocho mil 948 empresas fantasmas que, mediante ese mecanismo, han evadido 2.04 billones de pesos”, informó en el evento el subprocurador de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), Jesús Antonio Rodríguez Millán.

En el evento, la legisladora, secretaria de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, afirmó que el problema de empresas fantasma –que facturan falsamente operaciones para eludir o evadir impuestos— es grave, por lo que se debe determinar cómo resolverlo, sin perjudicar a micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), que sí son eficientes, eficaces y generan más del 70 por ciento de los empleos en el país.

Manifestó que hay medidas que pueden tomarse para evitar operaciones simuladas, combatir la corrupción y fortalecer la transparencia en el uso de recursos públicos, “porque no se vale el desperdicio ni el despilfarro, pero tampoco la trampa, la elusión y la evasión fiscal”.

Dijo que el foro será un espacio para la reflexión, la discusión y la preparación de leyes que permitan al gobierno cumplir mejor sus tareas y beneficiar a la población. Nos parece muy importante escucharlos y hacer sentir su opinión en el proceso legislativo que está en marcha.

Reconoció que hay disposición para pagar impuestos, si el trámite fuera rápido y sencillo, pero éstos también deben ser justos, transparentes, fáciles de determinar y de acuerdo con las posibilidades, de cada uno. Añadió que “no debe ser una labor tan complicada que eleve los costos y dificulte la operación de las empresas”.

Apuntó que existen propuestas que elevan costos de operación, y hacen que las personas físicas y morales sean fiscalizadoras que reportan a Hacienda operaciones de terceros, funjan como retenedores y realicen una labor que debería hacer la autoridad. “Si desde el punto de partida la fiscalización es débil, la recaudación y la supervisión no pueden mejorar mucho. Eso es parte del problema que tenemos que enfrentar y asumir”, destacó.

El diputado Fernando Luis Manzanilla Prieto, coordinador del grupo parlamentario del PES, señaló que en México las empresas familiares generan más de 70 por ciento del empleo, pero por su tamaño y mercado no pueden competir con empresas más grandes.

Al inaugurar el foro, destacó la importancia la contribución fiscal, la cual debe ser sencilla, clara y rápida. “Que todos ayuden en la medida de sus posibilidades y que su carga fiscal y costo administrativo asociado sea acorde a su escala, que paguen lo justo, ni más, ni menos”.

Dijo que en países con mayor desarrollo, integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el cumplimiento de las obligaciones fiscales es simple y sencillo, “y en México es complicado, engorroso y con poco impacto positivo”.

“Por eso se deben discutir estos temas, conocer las ideas y opinión de especialistas que compartan conocimientos y recomendaciones para nutrir las iniciativas en la materia”.

El subprocurador de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), Jesús Antonio Rodríguez Millán, indicó que el monto de los recursos evadidos por empresas fantasmas equivale al 70 por ciento de la recaudación de 2018, por lo que planteó la importancia de explorar mecanismos para combatir el flagelo de la facturación falsa.

“El tema de la venta de comprobantes fiscales tiene muchos años, ha generado una problemática demasiado dañina para el país” por lo que se ha buscado cómo detenerla con la cancelación de sellos digitales, contabilidad electrónica, facturación electrónica y esquemas de retención, pero esos mecanismos se han enfocado a la recaudación.

Indicó que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cuenta herramientas, pero no las ha utilizado adecuadamente, pues en lugar de combatir empresas fantasmas, se han usado para fines recaudatorios.

Propuso establecer una tasa de retención para el IVA y otra al ISR, para que sea preferible pagar los impuestos correspondientes, y encarecer la compra y venta de facturas y que, quien quiera hacerlo, piense en el costo que va a representar.

Raúl Navarrete, del Colegio de Contadores Públicos, aseguró que la propuesta de Prodecon para combatir empresas fantasma, reteniendo 8 por ciento del ISR y 10 por ciento al IVA, por prestación de servicios profesionales, impacta al capital de trabajo de las Mipymes y sus flujos de efectivo.

Juvenal Lovato, de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa, opinó que se deben decidir políticas legislativas e impositivas que combatan “ese flagelo” y fortalezcan esas unidades económicas.

El presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, Florentino Bautista, consideró que no hay empresas fantasmas, sino “factureras”, las cuales existen mediante un instrumento mercantil y un fedatario público, para darse de alta en Hacienda.

Del Centro Académico de Desarrollo Empresarial Mexicano, Jaime Flores, observó que las Mipymes se verían afectadas con la propuesta de Prodecon al incluir distintas cargas administrativas.

Participaron también, Mirna Meillon Álvarez, de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos del Distrito Federal, y el especialista Jesús Serrano de la Vega.