Menu
RSS

Analizan reformas a la Ley Aduanera para impedir la entrada de autos chatarra al país

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico

web-22-aduanas

• Solicitan norma específica para la importación de vehículos usados; nuevas
reglas de comercio exterior, y mayor vigilancia en el proceso aduanero.
En la mesa de diálogo con la industria automotriz titulada “Retos y perspectivas de una nueva Ley Aduanera, ante la importación definitiva de vehículos usados”, integrantes de la Comisión de Reforma Agraria y representantes del sector, urgieron un nuevo marco regulatorio para terminar con la entrada de vehículos chatarra al país.
 
Mario Zamora Gastélum, quien encabeza la comisión, aseguró que se busca construir un documento que genere certeza y claridad para la importación de autos provenientes del extranjero. Actualmente, puntualizó, la importación definitiva de autos usados es controlada por decreto del Gobierno.
 
La importación de autos usados debe ser ampliamente discutida con todos los involucrados, apuntó, ya que está inserto en la justicia social y la seguridad pública.
 
En la reunión, la senadora Sylvana Beltrones Sánchez expuso un breve resumen de la propuesta de reformas a la Ley Aduanera que hizo en septiembre de 2018. Se busca establecer en la franja fronteriza un solo Impuesto General de Importación del uno por ciento, para importar automóviles de forma definitiva y que lo recaudado por este concepto sea destinado a un fondo de mejoramiento del transporte público.
 
La iniciativa busca crear el Registro Federal de Automóviles Usados e Importados; prohibir la importación de automóviles que no cumplan normas ambientales, mecánicas o cuenten con registro o reporte de robos transnacionales; y realizar un Programa de Regularización Temporal, entre otros.
 
En su participación, Rubén Darío Rodríguez Larios, director general de la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (CAAAREM), apuntó que el mejor control que tiene el país es el pedimento, ya que es una base de datos fuerte. La revisión de requisitos a través del padrón de importadores, del registro federal de contribuyentes o de la CURP para controlar un vehículo al año, es la mejor herramienta al tener un pedimento, explicó.
 
Los vehículos que no pueden circular en Estados Unidos, no deberían circular en México, agregó, y destacó la necesidad de contar con una norma específica para la importación de vehículos usados, con reglas específicas para el control ambiental y sobre todo con una estricta vigilancia de las entidades pre validadoras.
 
El presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, Eduardo Javier Solís Sánchez, dijo que no están contra de la importación de autos usados, pero sí la de cualquier vehículo “porque ya nos hemos llenado de basura en el pasado”, Planteó nuevas reglas de comercio exterior que permitan mejorar el desempeño en aduanas.
 
Propuso además, se vigile a los prevalidadores del SAT, para que no solapen la corrupción, así como el establecimiento de módulos que abonen a la regulación de este tipo de vehículos, para que paguen su arancel.
 
Además, Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), destacó que se han detectado más de cinco mil vehículos robados en Estados Unidos e importados a México en un semestre. Pasaron por el trámite aduanero y se emplacaron en este país porque la aduana americana no documentó su salida.
 
Explicó que lo que ha impulsado la internación de los llamados “carros chocolate” es una decisión política, focalizada en Chihuahua, Tamaulipas, Baja California. En 2016, se renovaron autoridades locales en esos estados y hubo permisividad para traer estos vehículos.
 
La diputada Patricia Terrazas Baca, presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, que analiza la iniciativa presentada por la senadora Beltrones Sánchez, explicó que es factible adecuar la norma para la importación eficiente, que evada la internación de vehículos chatarra y que sea para el consumidor un trámite más sencillo y de menor costo.
 
También estuvo presente la senadora Alejandra del Carmen León Gastélum, del PT.