Menu
RSS

Demanda Armando Ríos Piter protección de los derechos políticos ciudadanos ante PJF

  • Escrito por www.elpuntocritico.com

24-Breves-tribunal-rios-piter-WB

A los hombres y mujeres independientes de nuestro querido México:

Acudo a la justicia electoral, porque mis derechos sustantivos han sido quebrantados por violaciones al debido proceso por parte del Instituto Nacional Electoral. Esa es la controversia que hoy someto a este Honorable Tribunal.

Vengo como ciudadano a defender mis derechos políticos, especialmente el de ser votado; vengo a defender los derechos políticos de los miles de ciudadanos que me ayudaron a recopilar apoyos para mi candidatura independiente, concretamente el de participación política; y vengo a defender, sobre todo, el derecho político electoral de votar de más de un millón y medio de ciudadanos que me otorgaron su apoyo y su confianza.

Vengo a denunciar hechos que atentan contra la democracia constitucional mexicana; contra la democracia participativa de los mexicanos, y contra la posibilidad de tener en la boleta a un candidato sin partido.

En esta lamentable historia estamos hermanados ciudadanos de carne y hueso, reducidos todos, por el INE, a simples simulaciones, y criminalizados por participar políticamente por la vía independiente.

Creo en el Tribunal de la democracia mexicana. Confío en la individualidad de todos sus integrantes y sé que su colegialidad es el último garante de la legalidad, la convencionalidad y la constitucionalidad de la actuación política en México.

Vengo a dolerme de violaciones a los principios constitucionales electorales de certeza, objetividad, legalidad, transparencia y máxima publicidad. Vengo a denunciar violación a mis derechos de seguridad jurídica, de presunción de inocencia, debido proceso, legalidad, garantía de audiencia y equidad en la contienda.

Acudo ante la máxima autoridad del país, a evidenciar las violaciones del INE a los lineamientos que sus propios consejeros elaboraron, validaron y después violentaron inventando etapas no previstas en sus propias normas, alterando el resultado de los apoyos ya convalidados con un extraño muestreo aleatorio en el que basaron un tercer proceso de validación que dejaba sin efectos sus propias actuaciones, el esfuerzo de 7,000 voluntarios y el ejercicio cívico político de millón y medio de ciudadanos que me otorgaron su confianza.

El procedimiento legalmente celebrado ha sido desconocido por el propio árbitro electoral, y suplantado por otro que conculca derechos políticos por artificios sin ley, métodos, instrumentos y procedimientos conocidos. El INE se devora a sí mismo al invalidar lo por él validado, desconocer lo actuado por millones de ciudadanos y juzgar varias veces por la misma causa.

Presento esta demanda de justicia en la oficialía de partes del Tribunal y no en la del Instituto, porque he visto con tristeza como han chicaneado el proceso en el INE, como actuaron en la obscuridad y cómo quieren denostarme. Subrayo que es falso que no hayamos acudido a ejercer nuestra garantía de audiencia, como algunos de sus funcionarios insisten febrilmente en propagarlo de manera mentirosa.

Pido a las señoras y señores magistrados que mientras transcurre el plazo para que el Instituto rinda su informe circunstanciado puedan avanzar en su estudio para estar en condiciones de equidad en la contienda venidera.

Que esta primera ocasión en que se pone en marcha el nuevo modelo de participación independiente, arranque con la validez constitucional del máximo órgano electoral del país, me parece un buen augurio para México.

Estoy seguro que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación advertirá las faltas a la seguridad jurídica y el debido proceso; y que en consecuencia corroborará su vocación democrática para que sean los ciudadanos, y no el extraño activismo de una autoridad empeñada en no dejarme participar, quien decida quién debe presidir a México.

Termino diciendo que no es solo un problema de forma o procedimiento, lo es de fondo y de Derechos Políticos. Derechos políticos de mexicanos que tememos ver cerrada la vía independiente como vía alterna a un sistema de partidos podrido.

Por eso acudo a la justicia electoral con humildad republicana y me someto al peso de la ley. En sus manos deposito la fe de millones de mexicanos que creemos en un México diferente, que luchamos por alcanzarlo día con día.