Menu
RSS

Batres descarta autoritarismos ante mayoría en el Congreso

  • Escrito por Notimex

web-23-Martí Batres Guadarrama

El candidato al Senado de la República por la coalición Juntos Haremos Historia, Martí Batres Guadarrama, negó que la inminente mayoría que

conformarían en el Congreso los partidos Morena, del Trabajo y Encuentro Social, derive en autoritarismos e imposiciones, porque habrá diálogo y respeto a la oposición para lograr acuerdos en bien de la nación.

En conferencia de prensa, resaltó la importancia de que la coalición Juntos Haremos Historia logre esa mayoría en el Congreso, porque eso permitiría cumplir con el programa que enarboló Andrés Manuel López Obrador durante su campaña.

Sin embargo, aclaró, existe una oposición que está representada en el Congreso, que no es menor, pues representa casi la mitad de los órganos de representación popular, de tal manera que tendrá un peso importante y se tendrá que tomar en cuenta.

“Vamos a dialogar con todas las fuerzas políticas, a buscar coincidencias y acuerdos, aunque no aspiramos a que todos pensemos igual, pero habrá franjas de coincidencias, ya sea con unos o con otros, en diversos temas de la nación”, subrayó.

Batres Guadarrama descartó cualquier posibilidad de incurrir en autoritarismos porque ante todo creen en la democracia, en la libertad de expresión, la libertad de creencias, la pluralidad y la diversidad; así como la libertad de empresa, mismas que son básicas para cualquier democracia.

Rechazó que vaya darse un clima de enfrentamiento con el empresariado, pues son parte fundamental del desarrollo económico de cualquier país, aunque habrá nuevas reglas para que la obra de gobierno impulse no sólo a unos cuantos privilegiados, sino que abarque al mayor número de empresarios comprometidos con el empleo.

El aspirante adelantó que en la agenda de Morena para el Senado está la apertura de la discusión sobre la reforma educativa, donde se tomará en cuenta la opinión y participación del magisterio; sobre la reforma energética, habló de revisar los contratos contraídos con empresas privadas nacionales o extranjeras para descartar cualquier indicio de corrupción.