Menu
RSS

Legisladores llaman a tomar medidas por brote de influenza en Yucatán

  • Escrito por Notimex

web-23-influenza-yucatan

La Comisión Permanente pidió al gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, y al secretario de Salud del Estado, Jorge Eduardo Mendoza Mezquita, que

reconozcan de forma pública y declaren epidemia de influenza en la entidad.

Los legisladores llamaron a difundir las medidas de prevención y garantizar el abastecimiento de medicamentos, pruebas de laboratorio y el equipo médico necesario que se requiera para la atención de dicha enfermedad.

Además, en un punto de acuerdo aprobado este miércoles, solicitaron a la Secretaría de Salud federal que agilice los procedimientos y agote los protocolos correspondientes, a fin de reunir los elementos que justifiquen la eventual declaratoria de epidemia en la entidad.

Al presentar la propuesta ante el pleno de la Permanente, la diputada panista Kathia María Bolio consideró necesario “tomar medidas urgentes para combatir este grave problema de salud, que afecta a cientos de yucatecos, así como a turistas nacionales e internacionales”.

Afirmó que “las víctimas fatales que se han registrado en los últimos días no fueron vacunadas ni atendidas con los protocolos indicados”.

Bolio Pinelo dijo que, de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, hasta la semana 27, con corte al 7 de julio, ya se habían registrado más de 120 casos en Yucatán.

El senador Daniel Gabriel Ávila Ruiz, del PAN, llamó al secretario de Salud federal, José Narro Robles, para que se atienda de manera urgente la epidemia de influenza H1N1 que afecta “a todo el sureste de México”.

Señaló que durante la temporada 2017-2018 se aplicaron en Yucatán 600 mil vacunas para prevenir dicho padecimiento, pero en el estado viven aproximadamente dos millones de personas, es decir, sólo recibió la dosis 30 por ciento de la población.

El diputado Ricardo García Portilla, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), explicó que existen protocolos y la normatividad correspondiente que se tiene que respetar antes de declarar una alerta por el virus de la influenza.

Se pronunció porque se agoten los protocolos nacionales e internacionales para reunir los elementos que justifiquen la eventual declaración.