Menu
RSS

Buena educación previene discriminación y violencia: SEP

  • Escrito por Notimex

web-sep-sylvia-ortega-salazar

La subsecretaria de Educación Media Superior de la SEP, Sylvia Ortega Salazar, sostuvo que no hay mejor prevención de la violencia, el embarazo adolescente y la discriminación que una buena educación.

Desde la escuela, como comunidad, "podemos prevenir con mayor efectividad cualquier forma de violencia, en especial la de género", señaló al participar en el Foro Educativo Ser Joven EMS, celebrado en el plantel 4 del Colegio de Bachilleres, en la Ciudad de México.

La funcionaria de la Secretaría de Educación Pública (SEP) consideró necesario mejorar los ambientes en las escuelas; dejarse conducir por los buenos profesores y pactar las reglas de convivencia.

En ese sentido, la funcionaria convocó a padres de familia, maestros, directivos y amigos a contribuir a ampliar los horizontes de los jóvenes, pues "es indudablemente la prevención de cualquier forma de violencia”.

“Apostemos, entonces, por la libertad de los jóvenes; vamos protegiéndolos; vamos siendo comunidades cálidas, seguras, ambientes libres de cualquier forma de violencia; vamos comprometiéndonos, y vamos luchando por la igualdad en todos los aspectos en nuestra convivencia”, abundó.

En el foro, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, Pablo Antonio Kuri Morales, informó que en México al año se registran aproximadamente 10 mil nacimientos de madres de 10 a 14 años; es decir, nacen 26 niñas y niños de madres menores de 15 años.

Destacó que en 2017, casi 84 por ciento de los embarazos adolescentes se registraron en niñas de 14 años, de las cuales 35 por ciento tenían secundaria incompleta, y 23 por ciento primaria completa, además de menores de 17 años con primaria inconclusa.

Kuri Morales dijo que, entre las estrategias para reducir el embarazo en adolescentes, propuesto por la Organización Mundial de la Salud, se encuentra limitar el matrimonio antes de 18 años; crear comprensión y apoyo para reducir los embarazos antes de los 20 años; aumentar el uso de anticonceptivos, por parte de los adolescentes, y reducir el aborto.