Menu
RSS

Reelección De Romero Deschamps, favor político de Peña Nieto y Campa Cifrián.

  • Escrito por Javier Cerón Espinosa
web-21-romero-deschamps
Las elecciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, es una maniobra y un favor político que le otorga Enrique Peña Nieto y Roberto
Campa Cifrián, para dar continuidad a un “cacicazgo” que ha lacerado los derechos de los trabajadores petroleros y propiciado la pérdida de prestaciones en el contrato colectivo de trabajo.
Raúl Romero Maldonado, Dirigente Nacional de Trabajadores Petroleros de Oposición, afirmó que las elecciones realizadas en el sindicato petrolero fueron una “farsa”, que refleja el favor político de Enrique Peña Nieto para que el “cacicazgo” que inició en 1993 continúe para controlar y reprimir a los trabajadores, quien siempre ha sido protegido de los gobiernos desde Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón.
Es por ello, que Roberto Campa Cifrián no actuó por iniciativa propia, sino por órdenes de Peña Nieto, ante el riesgo de que se destape la cloaca en el sindicato petrolero, que se ha movido en la impunidad, falta de rendición de cuentas y transparencia en los procesos electorales, que alcanzan hasta el famoso “Pemexgate” que financió la campaña política del entonces candidato priísta Francisco Labastida Ochoa y que por medio de maniobras ilegales se trató de limpiar la imagen de Carlos Romero Deschamps.
El dirigente de los petroleros disidentes, afirmó que Carlos Romero Deschamps, siempre ha sido protegido por los gobiernos federales, desde el “Pemexgate” que disfrazaron como un préstamo al sindicato, el cual había que pagar y para lo cual el sindicato petrolero deja embargadas las cuotas de los trabajadores hasta 2030, sin tener las facultades porque no son propiedad de Romero Deschamps ni de Ricardo Aldana, como dirigentes sindicales lo cual es una abierta violación a los estatutos.
Además entró en conflicto de intereses al votar en favor de la Reforma Energética, lo cual no debió hacer porque fue juez y parte, y los atropellos contra los trabajadores fue más allá al firmar un contrato colectivo de trabajo donde se perdieron derechos, contando con la complicidad de los secretarios seccionales pese a que los estatutos marcan que se tiene que denunciar este tipo de acciones nocivas.
La falta de transparencia señaló Raúl Romero, jubilado de Pemex pero que mantiene vigente sus derechos, afirmó que todas las tomas de protesta se las hicieron funcionarios públicos como fue Alfonso Navarrete Prida, cuando fue Secretario del Trabajo y Previsión Social, y que incluso permitieron a los funcionarios participar en la convención cuando eso lo impiden los estatutos.
La elección que se realizó no es nada nuevo, sabíamos que iba a cometer un fraude, porque tiene temor de que al cambio de gobierno “..ya no tenga en quien lo proteja”, porque estamos seguros que la denuncia penal que se le ha hecho va a proceder, por está creciendo la disidencia y los trabajadores tienen ganas de participar porque ya están cansados de tanta imposición y autoritarismo.
Luego, señalo que Roberto Campa Cifirán, Secretario del Trabajo y Previsión Social, se involucró en esta elección y que pese a que fue Secretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, haya violado los derechos de los trabajadores petroleros porque no se impidió el registro de planillas y eso generó que no votaran ni fueran votados, él lo sabe, sobre todo que legisladores del Senado le enviaron un documento para que no se hicieran elecciones en el sindicato petrolero, mientras no se corrijan los estatutos.
Se mantiene el escudo de la autonomía sindical para no corregirlos y esto afecta a los trabajadores, esto es una “comparsa” del Secretario del Trabajo y aún cuando conoció el documento de que no se hicieran elecciones, todavía salió públicamente a decir que era válida la elección.
Sin embargo, se seguirá luchando por quitar el “cacicazgo” de Romero de Deschamps, y se seguirá con la denuncia penal contra todos los atropellos contra los trabajadores contenida en la averiguación 390/2018 radicada en la Procuraduría General de la República, presentada en la subprocuraduría de Delitos contra Servidores Públicos y Contra la Administración de Justicia, además de que la elección no cumplió con los requisitos que señalan los estatutos, sobre todo porque en dos días se armó todo y ni siquiera campaña hubo en las secciones petroleras.