Menu
RSS

Alimentación y actividad física, esenciales para prevenir diabetes

  • Escrito por www.elpuntocritico.com

web-62-salud-diabetes

La alimentación saludable y la actividad física son los elementos fundamentales para lograr un peso adecuado y reducir el riesgo de padecer alguna

enfermedad crónica no transmisible.

Para orientar a la población sobre los alimentos y cantidades recomendadas, se cuenta con la Norma Oficial Mexicana NOM-043. Servicios Básicos de Salud. Promoción y Educación para la Salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación ofrece opciones prácticas para integrar una dieta correcta, adecuada a su cultura, costumbres, necesidades y posibilidades.

Esta norma clasifica a los alimentos en tres grupos: verduras y frutas; cereales y tubérculos; leguminosas y alimentos de origen animal. Además, contiene las recomendaciones para integrar una dieta correcta para todos los grupos de población.

Asimismo, promueve la variación y combinación de alimentos para asegurar el aporte de nutrimentos al organismo y evitar enfermedades como la obesidad, diabetes, desnutrición, hipertensión, entre otras.

Con la finalidad de facilitar la selección y consumo de alimentos se creó el concepto del Plato del Bien Comer que es la representación gráfica de los tres grupos de alimentos.

De forma sencilla se informa y explica la clasificación de alimentos para conformar una dieta correcta, a través de la combinación y variación de alimentos, así como su intercambio en cada tiempo de comida (desayuno, comida y cena).

El Plato del Bien Comer

Verduras y frutas. Son fuente de vitaminas, minerales y fibra que ayudan al buen funcionamiento del cuerpo humano, permitiendo un adecuado crecimiento, desarrollo y estado de salud.

Cereales y tubérculos. Fuente principal de la energía que el organismo utiliza para realizar sus actividades diarias, también son fuente importante de fibra cuando se consumen enteros.

Leguminosas y alimentos de origen animal. Proporcionan principalmente proteínas que son necesarias para el crecimiento y desarrollo de los niños, para la formación y reparación de tejidos.

Recomendaciones para integrar una alimentación correcta

Incluye al menos un alimento de cada grupo en cada una de las tres comidas diarias.

Come la mayor variedad posible de alimentos.

Usa aceite para cocinar.

Combina cereales con leguminosas.

 Lava y desinfecta las verduras y frutas antes de consumirlas o cocinarlas.

Come cinco veces al día, tres comidas principales y dos refrigerios, uno a medio día y otro a media tarde.

Mantén en lo posible los horarios de comidas.

Hidrátate, toma por lo menos ocho vasos de líquido al día, de preferencia agua potable.

Realiza por lo menos treinta minutos de actividad física durante el día, por ejemplo: caminar, bailar, pasear al perro, subir, bajar escaleras barrer, etc.

La actividad física diaria y una alimentación correcta beneficia a tu corazón y respiración, fortalece tus huesos, evita la obesidad, duermes bien y tienes buen humor y te libera del estrés.