Menu
RSS

Mujeres en STEM, Futuras líderes

  • Escrito por Mercedes López
web-65-mujeres-stem
Ciudad de México. 9 de octubre de 2018.-Decidir cuál carrera estudiar para definir su futuro académico y profesional es quizá una de las preguntas básicas que se
hacen las jóvenes mexicanas, estudiantes de preparatoria de entre 15 y 19 años de edad. Para acercarlas al mundo de la ciencia y la tecnología se creó “Mujeres en STEM, Futuras líderes”.
 
Mujeres en STEM, Futuras líderes es el primer y único programa de mentoría o tutoría en México para las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).
 
El programa fue diseñado y creado con base en la experiencia profesional de Rebeca Vargas, presidenta y directora ejecutiva de la U.S.-Mexico Foundation (USMF).
 
“Es un programa que diseñé en 2015 con la intención de empoderar a jóvenes mexicanas de preparatoria y acercarlas al mundo STEM para que estudien una carrera en licenciatura relacionada con estas áreas”, comenta en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt.
 
Enfatiza que es el único programa de mentoría para mujeres mexicanas, el cual surge a partir de su experiencia profesional de casi 20 años en Estados Unidos como economista en el sector bancario. Su trabajo lo desarrolló en Citigroup de Nueva York, hoy Citibanamex, donde creó un grupo que sigue llamándose “multicultural segment”, enfocado en crear nuevos productos dirigidos a las comunidades latina y asiática.
 
Por esa razón y convencida de la importancia de la educación en el crecimiento humano y profesional de todos y en particular de las mujeres, creó el programa.
 
“Es importante porque algunas veces hay jóvenes (mujeres y hombres) mexicanos que en su entorno social, sobre todo en estatus socioeconómicos bajos, no tienen la asesoría de sus padres, familiares o de su propio entorno que los encamine a estudiar carreras profesionales”.
 
Convocatoria para mentoras
 
Las bases completas para participar como mentora en el programa las puedes revisar aquí.
La fecha límite para postularse es el 31 de octubre de 2018.
Este año, el programa concluyó con su tercer ciclo donde participaron 450 mujeres de 11 estados de la república. El ciclo 2017-2018 fue operado por la U.S.-Mexico Foundation en colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través de los Puntos México Conectado (PMC), la Secretaría de Educación Pública (SEP) de Puebla, la Secretaría de Educación y Deporte del Estado de Chihuahua y la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) del estado de Sonora.
 
En su primera edición, participaron mujeres del estado de Puebla, el siguiente año se sumaron jóvenes de Sonora y Nuevo León.
 
Componentes del programa
 
El programa de mentoría consta de cuatro componentes básicos para el cumplimiento de todo su desarrollo.
 
El primero son las mentoras cuya función es ser las guías de las estudiantes para ayudarlas a reforzar su autoestima y orientarlas para que inicien una carrera profesional que les permita alcanzar sus metas.
 
“Las mentoras son mujeres profesionistas que trabajan en el sector público, privado o en instituciones y que tienen por lo menos tres años de experiencia en el ramo. Algunas tienen grado de maestría o doctorado, son mujeres que dedican dos horas de su tiempo al mes para ayudar a las estudiantes en su desarrollo personal y profesional de manera personalizada”.
 
El segundo componente son los cursos de liderazgo que realizan con la presencia de mujeres profesionistas para platicar de su experiencia y motivarlas a que sigan sus pasos.
 
El tercer paso son tareas y trabajos en equipo; el cuarto elemento son las visitas a las empresas y universidades.
 
Tres generaciones motivadas
 
La directora ejecutiva de la USMF define los resultados del programa de las tres generaciones (2016-2018) como satisfactorios.
 
“Del 100 por ciento de las jóvenes que se quedan y que hacen examen para entrar a la universidad, 98 por ciento entra a carreras relacionadas con STEM. El programa ha tenido una tasa de deserción de cuatro por ciento, porcentaje muy bajo para el trabajo que hacemos”.
 
Describe que al concluir el programa, las adolescentes logran obtener seguridad para continuar sus estudios y reconocen la importancia de seguir en la universidad.
 
Por su gran desempeño académico, las estudiantes de Mujeres en STEM, Futuras líderes han obtenido becas de instituciones privadas como el Tecnológico de Monterrey, el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), entre otras.
 
“Hay una joven que ganó un premio de robótica en mecatrónica a nivel nacional, también tuvimos en el programa a un grupo de chicas que armaron el primer equipo de solo mujeres y participaron en un concurso que se llamó Fórmula 1, donde armaron un carro para competir”.
 
Colaboración entre la USMF y la SCT
 
En febrero de 2018, la SCT y la U.S.-Mexico Foundation suscribieron un convenio de colaboración a través del cual 180 jóvenes estudiantes de preparatorias públicas reciben capacitación y mentoría académica y vocacional en las áreas STEM.
 
El convenio consiste en que a través de los PMC se realicen las sesiones de grupo vía remota; aprovechando la conectividad de la red, se establecen sesiones de trabajo con mujeres exitosas en STEM para compartir sus experiencias con las estudiantes.
 
El subsecretario de la SCT, Edgar Olvera, resalta que la Red de Centros de Inclusión Digital PMC es un centro de aprendizaje que impulsa la conectividad y productividad de todos los mexicanos, por la infraestructura tecnológica y acceso para las sesiones de mentoría para las jóvenes.
 
“A través de los PMC tenemos la responsabilidad de que los usuarios aprovechen la tecnología al máximo para que sean mejores estudiantes, trabajadores, etcétera. Los PMC cuentan con una plataforma de difusión para anunciar las convocatorias, además de tener alianzas con las empresas Cisco, Microsoft, por mencionar algunas.”
 
La convocatoria para inscribirse al programa se lanza en el primer trimestre del año y pueden postularse jóvenes de 15 a 19 años de edad que estudien la preparatoria, en los 32 estados del país a través de los PMC. Para conocer el programa completo de Mujeres en STEM, Futuras Líderes, entra a  este enlace.
 
El subsecretario resalta que el acuerdo entre los PMC con la USMF es acercar la tecnología a los jóvenes, porque en la actualidad se habla de automatización, robotización, hiperconectividad de personas con personas, máquinas con personas y de grandes cantidades de datos de información que necesitan procesarse.
 
Recuerda que antes se realizaba una encuesta y era todo limitado, hoy gracias a la tecnología existe un inmenso mar de datos e información para consultar y procesar de manera fragmentada.
 
“Es un nuevo futuro y paradigma que debemos enfrentar. Nos hacemos la pregunta de cuáles serán los trabajos que desaparecerán en 15 años, como nos tocó ver en el pasado con la industria del cassette y los discos”.
 
¿Está México preparado para el cambio?
 
Edgar Olvera recalca que tal vez México está preparado para ese cambio, pero quizá no este produciendo el suficiente capital humano con estas habilidades para enfrentar esa tecnología, porque es la nueva forma de competir en el mundo.
 
“La respuesta es difícil, pero tienes que basarte en las estadísticas cuando ves los estudios, por ejemplo, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en relación al número de jóvenes que eligen estudiar una carrera STEM te das cuenta que es muy poco, algunos te indican que entre 20 y 30 por ciento de jóvenes que entran a una carrera universitaria eligen este tipo de carreras”.
 
Señala que en México quizá dominen los que prefieren carreras como medicina, biología e ingeniería y no los que eligen física o matemáticas.
 
“El porcentaje de jóvenes de 15 a 19 años de la matrícula que indica la OCDE es muy bajo, pero cuando lo desagregas entre mujeres y hombres jóvenes se observa que entre 15 y 17 por ciento son hombres los que eligen esas carreras, en otros casos las mujeres están en el rango de ocho a diez por ciento de la matrícula general”.
 
Estas estadísticas, de acuerdo con el funcionario, dan como resultado que no se eligen las carreras STEM por tres factores fundamentales: la primera, es que no hay una figura o referencia que puedas seguir como ejemplo y te pueda guiar para decir que es exitoso, redituable e impacta en la sociedad.
 
“La segunda razón es la manera de cómo enseñan las ciencias y las matemáticas desde el nivel básico hasta la preparatoria y eso desalienta porque depende, en gran medida, de la metodología y el encanto que tenga el maestro para que la disfrutes y goces. La tercera es que no existe un sistema de orientación vocacional que descubra tus cualidades, ayude a identificar tus sueños y diga, según tus aspiraciones, por qué esa carrera podría ser para ti”.
 
En este sentido, refiere que el programa Mujeres en STEM, Futuras líderes busca generar empatía, conocimiento, ejemplo y orientación vocacional a una población con condiciones desfavorables para su desarrollo profesional.
 
“El programa Mujeres en STEM propone atacar tres rubros: generar contenido con platicas, enseñanza, experiencia, visitas a empresas y charlas con empresarios; mostrar la figura de ese conocimiento, y quitar el temor sobre las matemáticas”.
 
El licenciado en derecho especifica que algunos estudios de la OCDE sugieren que si se logra integrar al ámbito productivo 50 por ciento de las ocupaciones en la rama de la ciencia y la tecnología, el impacto en el producto interno bruto será mayor. Bajo este enfoque, el objetivo es preparar a nuevas generaciones de mujeres con un mayor ímpetu, capaces de competir en puestos de liderazgo.
 
De la voz de las futuras líderes
 
Anilú Juárez tiene 17 años y es originaria de Ciudad Serdán del estado de Puebla, pertenece a la primera generación de jóvenes que cursaron el programa. Su participación comenzó cuando estuvo en el campamento científico en el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y electrónica (INAOE), ahí la invitaron a realizar su solicitud de ingreso, hizo un examen de inglés, presentó un video acerca de sus metas, qué esperaba del programa, por qué quería ingresar y cuál era el interés por estudiar una carrera en el área científica, posteriormente le notificaron que había sido aceptada.
 
 
“Este programa me parece muy importante porque impulsa la educación en México, empodera a las niñas para que crean y logren sus sueños, porque a veces el contexto en el que vivimos no lo permite, ya que son comunidades rurales en donde todavía tienen una mentalidad en la que no dejan a las mujeres tener un desarrollo a nivel profesional”, relata Anilú.
 
Comenta que el programa impulsa a las mujeres y les da otro tipo de visión trascendental en sus vidas, agradece a las instituciones que apoyan los programas científicos porque motivan el desarrollo de las mujeres, su apertura e ingreso a la ciencia.
 
Otra “futura líder” es Salma Gómez, de Monterrey, Nuevo León, ella tiene 18 años de edad y su experiencia en el programa comenzó cuando vio la convocatoria en la preparatoria donde estudia, se acercó al PMC para postular su candidatura y después de unos meses recibió la notificación de que había sido aceptada.
 
“Durante ocho meses asistí a las sesiones sabatinas donde aprendí varios temas con ponentes que iban a platicarnos de sus experiencias, tanto de la universidad como personales, básicamente ser mujer en un área que siempre se relaciona con hombres”.
 
Relata que un componente importante es la asesoría de una especialista y ella contaba con una mentora con estudios en ingeniería ambiental, una carrera de su interés.
 
“Compaginé mucho con ella, no solo por el área de interés común, ambas compartimos conocimiento y fue satisfactorio. Este año que pasó me dijeron que había sido seleccionada para ir a Nueva York y mi visita fue una gran experiencia”.
 
Para Salma, este programa permite a las jóvenes de preparatoria decidir qué carrera estudiar para el futuro.