Menu
RSS

GOBIERNOS AUTISTAS

  • Escrito por Carlos Ramos Padilla

SE COMENTA SOLO CON...
Sumado al desabasto, por qué eso es, de combustibles que han colocado en semiparalisis a la nación (se estima un 45% de ausentismo laboral),

ahora es la falta de suministro de agua en la zona sur poniente de la Ciudad de México, en la alcaldía de Álvaro Obregón. Lo que llama la atención es el menosprecio de las autoridades, ni en el Sistema de Agua de la Ciudad de México, ni directamente Claudia Sheinbaum ni Layda Sansores menos el Gobierno federal se atreven a informar y lo peor a resolver. Para aquellos que les gustan las comparaciones con un pasado que califican nefasto, el anterior director de SACME , Ramon Aguirre, mostraba la mística de respeto a la ciudadanía y contestaba a todas las interrogantes en todos los medios cuando se presentaban problemas, ejercicios de mantenimiento o ajustes en la presión del líquido. Hoy en la Cuarta Transformación el silencio a los problemas es la característica. Así como Layda Sansores festinaba y bailaba feliz en el Estadio Azteca al término de la campaña electoral de amlo, así, con esa energía debería enfrentar sus responsabilidades lo mismo que la señora Sheinbaum que por años vivió del comercio del desprestigio de los adversarios y hoy en el poder está ausente a las exigencias ciudadanas. Eso sí, ya con puntualidad llegaron los documentos para el pago del impuesto predial con ajustes a la alza y ninguna consideración de condonación por la pésima calidad o ausencia en los servicios que están obligados a otorgar. Para dar un ejemplo, existe un descuento al predial por área verde. Si usted de demuestra que en su propiedad posee 33.33% de áreas verdes con árboles sembrados, recibirá el beneficio. La documentación se entrega en diciembre, los certificados a días de terminar el año y el pago se hace en enero. Pues todo el procedimiento está detenido debido a que no se ha nombrado a un responsable de área. Así las cosas. Y preguntamos, así va a ser su política de comunicación con los vecinos y así van a enfrentar los conflictos que se presenten. No vaya a ocurrir que se equivocaron y cerraron los ductos del agua en vez de el de las gasolinas. Pero como sea, no hay agua, no hay gasolina y no hay el menor interés se servir como deben y les obliga la ley.