Menu
RSS

¿ES EN SERIO?

  • Escrito por Carlos Ramos Padilla

SE COMENTA SOLO CON...

A quienes les gusta analizar palabra por palabra las conferencias mañaneras

del Jefe del Ejecutivo, encuentran emocionante interpretar y defender. Además aseguran que amlo sabe perfectamente a quién dirigir sus mensajes y en ello subrayan aquello de que se acabó la guerra contra el crimen organizado. Y quizá aquí en específico si tengan razón. Ese pronunciamiento no va a la colectividad nacional porque desde la pasarela observamos continúan los asesinatos a periodistas y políticos, vamos son los más notorios, porque el número de atentados a la sociedad civil es impresionante aunque hoy el Gobierno Federal sentencia que no tiene cifras oficiales exactas. Ningún organismo internacional, incluyendo a la Organización Mundial de la Salud ha confirmado una disminución drástica en el consumo de drogas en Mexico. Estados Unidos tampoco ha realizado un balance positivo en la lucha contra los càrteles de la droga, el trasiego de armas y los abusos diarios a migrantes. El bloqueo de caminos, vías ferreas y la toma de casetas de peaje son una constante. He descrito en colaboraciones anteriores como células de huachicoleros no únicamente enfrentan a las Fuerzas Armadas sino que en Ian mensajes muy directos de que ellos son los que mandan. Por lo pronto, no hemos escuchado, por ejemplo, ningún apoyo contundente a la comunidad universitaria para frenar de una vez por todas el narcotràfico dentro de Ciudad Universitaria, así como el rescate de varios inmuebles, no sólo el auditorio Justo Sierra, secuestrados por rufianes impunes y malnacidos que hacen de su prepotencia una tarjeta de presentación a los tibios gobernantes. Aquí no se trata de guerras, ni treguas, ni amnistías, ni mensajes redactados desde una Republica amorosa o una constitución moral. Se trata de que no se quieren resolver las cosas por la serie de intereses o obscuros y corruptos vigentes entre quienes son cómplices de los delincuentes. No ha siquiera prosperado un Foro de Paz ni la propuesta de la Guardia Nacional. No hay colaboración ni entrega en estos temas, incluso han reducido las penas a delitos como el robo en transporte público o a cada habitación. La ley, hay que platicar la ley, es necesario cumplir con los códigos y mandamientos legales y eso lo debe dar la exministra Olga Sanchez Cordero. No es posible negociar con los crimínales, con quiénes, a cambio de qué, en dónde, por qué?. Que no se nos informa ahora que se han multiplicado el número de secuestros a mujeres afuera de algunas estaciones del Metro, o los insultantes feminicidios? Pero parece que estas no son prioridades para el gobierna federal porque la moda es presentarse en una plaza pública a pedir levanten la mano aquellos que se van a portar bien y ya con eso dormimos todos tranquilos porque el destrozador de seres humanos ya se convención luego de la asamblea callejera, que valen más los valores que los disparos.