Menu
RSS

Picotazo político 14 SEPTIEMBRE 2017

  • Escrito por Miguel Ángel López Farias
picotazo politico

En los pinos ya no hay duda, Manuel Velasco le significa un duro lastre para esta administración, en el imaginario queda la intentona del gobernador chiapaneco por asemejarse al mexiquense, los dos arrancaron prácticamente sexenios, Peña visitó constantemente el estado del sur muy al principio de su administración, caricaturezco, Manuel Velasco hacía de todo con tal de mostrarse como espejo de "su amigo" el presidente Enrique Peña Nieto, no hay nada de casual que en contrasentido a la dirección de gobernador, se casara con una estrella de televisión, los paralelismos rayaban en la locura...

Y así se gobierna ese estado, Chiapas, que hoy es noticia mundial por el terremoto, pero que junto con las sacudidas pone en evidencia a un grupo que se hizo del poder, una familia para ser exactos, y que en medio de la borrachera del gobierno ha permitido ser acompañado por una bola de rufianes. Ninguno con el talento suficiente y sí con una terrible proclividad a hacer negocios por donde se pueda y se dejen.  En Los Pinos están molestos con Manuel Velasco, se nos ha confirmado que tras uno de los últimos viajes que realizó el Presidente se terminó por cerrar la relación entre el federal y el estatal, todo por aquella fotografía en donde aparecían muy contentos en una lancha en el cañón del sumidero, tanto el gobernador, como Peña siendo acompañados por el hoy disminuido Julión Álvarez, compositor señalado de lavadores...

La molestia de Peña fue mayor pues se sintió víctima de una trampa de su otrora amigo Manuel Velasco quien sencillamente no supo explicar las fichas que pesaban sobre su incondicional Julión, vamos, muy pocos se tragan el cuento de que Velasco desconocía la ficha de Julión. Y llego el terremoto y con esto, se vino abajo la fachada de una administración que, lo hemos dicho, se ha dedicado a repartir billetes para maquillar la triste realidad de ese estado. El rostro de pánico del gobernador, las pifias de su equipo y la torpe respuesta ante la tragedia terminaron por convencer al primer círculo del Presidente sobre el peligro que representa una foto más con Manuel Velasco. El gobernador lo sabe, y aunque diga que la relación con palacio federal no se ha roto los hechos demuestran otra cosa, nadie en Los Pinos quiere un escándalo más, menos viniendo de uno de los gobernadores más parecidos a Javier Duarte...

Si alguna vez pasó por la cabeza de Manuel Velasco ser presidente de México, por ello tanto dinero y tantas ocurrencias y compra de favores, puede irse olvidando, de ser siquiera nuevamente diputado o senador. Manuel Velasco ya ha entrado a la lista negra y ahora no hay quien lo quiera defender. Si no, pregunten en Bucareli en donde se escuchó decir que mejor hubiese sido hacer la gira por la zona de desastre solos que acompañados por el guerito.