Menu
RSS

Picotazo político 7 de noviembre de 2019

  • Escrito por Miguel A. López Farías

Picotazo político

Dice Porfirio Muñoz Ledo que para los expresidentes ya no habrá más Halloween y remató con aquello de "que sepan que son los cacahuates”...

Muñoz Ledo si algo tiene, además de una probada agilidad mental, es que conoce perfectamente bien el sistema político mexicano y sabe que si algo no comerán los expresidentes serán cacahuates, excepto cuando estén botaneando con tequila en mano. Quitar la pensión a los exmandatarios tiene un efecto mediático importante, cubre la cuota de la exigencia moral de que después de haber servido a la Patria se vayan a su casa a vivir con cierto decoro y austeridad, pero la imagen romántica de un expresidente habitando una casa de interés social y acudiendo al tianguis de la mano de su esposa es una estampa que en México no se verá.

Es más, el presidente de la Cámara de Diputados, Muñoz Ledo, gran conocedor de las cuerdas del poder en México, sabe que el tema de fondo no es si se les quita el cheque mensual a Salinas o a Fox, esto tiene que ver más allá de lo que para muchos mexicanos es sospecha fundada, de que ningún ex mandatario abandonó el cargo con la misma cantidad de dinero en la cuenta bancaria, y ojo, son sólo sospechas, pues para comprobar que un ex presidente se hizo multimillonario se deberá probar con todas las de la ley, pero si preguntamos a cualquier mexicano en la calle sobre esto, sin dudarlo responderá que no cree en el mundo de los expresidentes pobres, más bien, afirmará que el ex mandatario que sea garantizó un retiro para él y los suyos insospechado, que después de seis años no cabría duda de que supieron aprovechar el cargo y son felices multimillonarios.

Sospechas que se han ido folclorizando como parte de la normalidad de la clase política, pero que reflejarían la cultura aquella de que el cargo es de quien lo trabaja, y que la facilidad para hacer y dejar hacer negocios en las más altas esferas del poder son cosa tan común que la sociedad no ha empujado a una revisión de este tema, uno que coloque en una caja de cristal a este tipo de funcionarios, en donde se pueda comprobar su solvencia moral y la rectitud y honestidad antes y después de dejar el cargo.

¿En serio Fox y Martha se fueron al rancho San Cristóbal en Guanajuato a sembrar maíz y cuidar vacas? Existen varias investigaciones sobre los Bribiesca y la gran fortuna inmobiliaria que construyeron durante los seis años de gobierno azul, ¿Francamente cree usted que retirarles una pensión golpearía su línea de flotación económica? ¿Que les quita el sueño ir al cajero automático y checar que les quedan 200 pesos y aún no es fin de quincena?

La naturaleza del poder presidencial rebasa nuestra imaginación, y esta instrumentada de tal manera que se convierte en una compuerta muy grande para enormes negocios. Ser presidente implica poseer una llave que abre muchas puertas, tanto políticas como económicas, es ahí en donde los cuerpos legislativos deberían asomarse, acudir a las cañerías, a lo que no se ve, pero se sospecha. Hacer lo contrario, quitarles el cheque a los ex no remedia nada. El fondo, todos lo sabemos, es otro, el resto es de aplauso fácil.