Menu
RSS

Altas expectativas

  • Escrito por Luis David Fernández Araya

CONGRESO MEXICANO

Esta fue una de las razones por las cuales la gente salió a votar a favor de Morena y se dio el resultado histórico que ya conocemos. La mayoría de análisis han predominado sobre el equipo de trabajo del virtual presidente, de sus principales

declaraciones, del cumplimiento de compromisos de campaña, algunos de los cuales han generado toda clase de dudas. Sin embargo, aún no empieza a gobernar y será en ese momento donde podremos ver si las expectativas que ha generado se cumplen o van al menos por el camino adecuado.

Cierto, no es lo mismo un proceso de campaña (donde gana el de la mejor campaña en medios o el de las mejores ocurrencias durante los debates) que gobernar, que tomar decisiones en uno u otro sentido. 

No es lo mismo realizar una declaración sobre política migratoria de los Estados Unidos que sentarte a negociar con ellos, nunca será lo mismo declarar que se va a generar programas sociales universales que sentarse a hacer cuentas para ver si el recurso alcanza.

El nuevo gobierno se va a enfrentar a una realidad diferente que va más allá de los datos duros que arroja cualquier análisis, sabe que de no cumplir con las expectativas generadas habrá dejado pasar la oportunidad de demostrar que pueden alcanzar resultados positivos y diferentes, a todos nos conviene que al gobierno que empezará le vaya bien, a todos nos conviene este ánimo de conciliación nacional, sí, pero a todos nos conviene (hayamos votado o no por el partido ganador), darle seguimiento, ser observadores permanentes de sus pasos, porque si la voluntad de la mayoría los eligió, lo menos que debemos hacer desde la barrera ciudadana es exigirles que esas expectativas sean cumplidas, porque el trabajo del electorado no se termina sacando a un partido y metiendo a otro, no, empieza en un proceso electoral, se manifiesta en las urnas y se mantiene de manera permanente como un elemento activo de la vida política.

Esta especie de cruda electoral que padecemos, donde algunos todavía no se reponen de los resultados, debe ser lección permanente que, de no cumplir con las expectativas generadas los ciudadanos siempre, siempre tendremos la opción del voto y como en esta pasada elección, ya vimos que sí funciona.

Dr. Luis David Fernández Araya

*El Autor es Economista y Doctor en Finanzas, Profesor Investigador de Varias Instituciones Públicas y Privadas.

Contacto en redes

@DrLuisDavidFer

Facebook

Page/LuisDavidFernándezAraya