Menu
RSS

Desmantelan Policia Federal, pese a Amparos: Ciudadanos Uniformados

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico

web-21-DesmantelanPoliciaFederal 
Quienes se hayan amparado no podrán ser removidos, de 37 mil, 12 mil irán a
la Guardia Nacional.
 
Ciudad de México, 1 de agosto de 2019, Hoy inicia la disolución de la Policía Federal y la Gendarmería, informó en boletín la Secretaria de Seguridad Ciudadana. 
 
 
La Asociación Civil Ciudadanos Uniformados, por conducto de su presidente el Lic. Ivan Emanuel Chávez Espejel, a logrado amparar a poco más de 6 mil quinientos policías federales que no desean ser incorporados a la Guardia Nacional, por lo que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador podría incurrir en desacato al iniciar la disolución y desaparición de la Policia Federal, toda vez que los amparos definitivos otorgados a los quejosos establecen que hasta que no se resuelva el fondo del asunto, el gobierno federal tendrá que dejar las cosas como están y no podrá remover, resignar, modificar sueldos o salarios, prestaciones y condiciones actuales de trabajo de los más de 6,500 elementos amparados por la justicia federal. 
 
El primer paso que ha dado el gobierno de López Obrador, es la transferencia a la Guardia Nacional de los elementos que conforman la División Gendarmería y Fuerzas Federales de Apoyo, así como de las instalaciones, equipo, vehículos y aeronaves que están a cargo o son parte del patrimonio que ha acumulado a lo largo de casi 20 años de la creación de la institución.
 
La Guardia Nacional comenzará a operar con alrededor de 70 mil elementos, la mayor parte provenientes de la policía militar y naval, a los que se sumarán los agentes de la federal que hayan acreditado los exámenes de confianza y que estén en condiciones físicas para llevar a cabo labores de prevención y combate al delito.
 
La Policia Federal se remonta a 1999, a finales de la gestión del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, que fundó con 5 mil elementos de la policía militar, esta fuerza del Estado Mexicano, con lo cual también surgió la primera división de ese cuerpo: “Fuerzas Federales de Apoyo”.
 
En el año 2,000, durante el sexenio del presidente Vicente Fox Quezada, a la PFP se le vinculó la federal de caminos, por lo que fue creciendo en estado de fuerza y entre sus actividades se estableció  combatir a grupos delictivos como el Cártel de Juárez, la organización de los hermanos Arellano Félix y el Cártel de Sinaloa. 
 
Se implementaron operativos como México Seguro en Ciudad Juárez, Chihuahua; Culiacán, Sinaloa; Morelia, Michoacán y los municipios fronterizos de Tamaulipas para combatir a integrantes del Cártel del Golfo.
De 2006 a 2012, bajo la administración de Felipe Calderón, se le cambió su nombre a Policía Federal y se crearon diversas divisiones, entre ellas de inteligencia, antidrogas, científica, y bajo la gestión de Genaro García Luna al frente de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, se trató de unir la corporación a lo que hoy se conoce como la federal ministerial (que en aquel tiempo se conoció como Agencia Federal de Investigación, surgida de la extinción de la policía federal judicial). 
 
El proyecto de unificar las policías federales en una sola corporación no tuvo éxito , sin embargo, en ese periodo creció la fuerza de 10 mil a más de 32 mil elementos, y se constituyeron en ocho divisiones, se implementaron centros de mando regional y se adquirió armamento, vehículos, transportes aéreos.
 
Durante ese periodo murieron más de 200 agentes y a la fecha al menos 15 continúan desaparecidos en el desarrollo de operaciones antinarcóticos, la mayoría de ellos en Tamaulipas y Michoacan.
 
En el sexenio de Enrique Peña Nieto se eliminó la SSP nacional y la Policía Federal se mantuvo como parte de la estructura de la Secretaría de Gobernación hasta alcanzar 37 mil elementos como estado de fuerza; de ellos, 8 mil dedicados a labores administrativas, de investigación de gabinete y científica.
 
De los más de 37 mil integrantes, se estima que 20 mil podrían sumarse a la Guardia Nacional, pero con las transformación de las características de contratación (estado físico y salud), 12 mil podrían colocarse en la nueva corporación, el resto tendrán la posibilidad de ingresar al Instituto Nacional de Migración o solicitar su cambio a áreas administrativas en alguna otra dependencia federal.