dep1-banderas

*El 'Tri' se juega su pase al mundial

Columbus. Un México muy herido y en terapia intensiva, se jugará mañana martes su clasificación al Mundial de futbol Brasil-2014 enfrentando a una disminuida selección de Estados Unidos en partido pactado para el Columbus Crew Stadium de Columbus, Ohio.

El encuentro arrancará desde las 20:00 local en un estadio que estará repleto en sus 20 mil localidades, según la Federación estadunidense de Futbol.

El Tri arribó la noche del domingo a Columbus en un vuelo chárter desde la ciudad de México, a las órdenes de su nuevo técnico Luis Fernando Tena, ex asistente del destituido José Manuel de la Torre.

Pese al 'aztecazo' del pasado viernes, cuando perdió como local ante Honduras (2-1) en el estadio Azteca, lo que costó el puesto al Chepo de la Torre, más de 250 fanáticos recibieron al seleccionado en el aeropuerto de Columbus.

Los seguidores del Tri en Columbus, que se quejaron de los precios de las entradas -alrededor de 100 dólares el boleto-, recibieron a Tena y sus chicos cantando 'Cielito lindo', misma melodía con que los furiosos fanáticos mexicanos despidieron al seleccionado en el estadio Azteca, tras la derrota ante Honduras.

Ambos equipos reconocerán y entrenarán este lunes en la cancha Columbus Crew Stadium, el primer estadio que se construyó en Estados Unidos sólo para futbol, en 1999, en los primeros pasos de la ya establecida liga local de la Major League Soccer (MLS).

México irá contra la historia en este partido, pues desde hace 41 años no gana un partido eliminatorio mundialista en territorio estadunidense. La última vez que logró doblegar a los locales fue en septiembre de 1972, con un 2-1 en Los Ángeles, California.

Desde entonces, el Tri ha visitado el país vecino en seis ocasiones, en las que acumula dos empates y cuatro derrotas. De esas cuatro derrotas, las últimas tres han sido en Columbus, todas con marcadores de 2-0.

Para México habrá muy poco margen de error en este encuentro. Sin tiempo para ensayar nuevas variantes y jugadas, el técnico Tena tendrá que conformarse con lo que heredó de su antecesor.

A falta de tres jornadas por disputarse en las eliminatorias regionales, México tiene sólo un punto de ventaja sobre su perseguidor Panamá y ocupa el cuarto lugar con ocho unidades, dos por detrás de Honduras, a cinco de Estados Unidos y a seis del líder Costa Rica.

México está obligado a ganar para salir de la zona de repechaje del hexagonal de Concacaf, pues en las dos fechas que le faltan tendrá que enfrentar a Panamá de local, y a Costa Rica de visitante.

A su favor tendrá que Estados Unidos también llega disminuido a este tope, ya que por acumulación de tarjetas amarillas no podrá contar con cuatro jugadores claves.

Su máximo goleador en las eliminatorias, Jozy Altidore, y los titulares Geoff Cameron y Matt Besler verán el juego desde las gradas. Además, el mediocampista Michael Bradley igual se perderá el juego por la lesión del tobillo izquierdo que sufrió durante el calentamiento previo al juego en San José.

"Pero nos adaptamos a lo que tenemos. Tratamos en los últimos meses hacer un plantel extenso en el que cualquiera que venga sepa qué hacer", declaró Klinsmann la noche del domingo, al finalizar la práctica de su equipo.

Para paliar esas bajas, el estratega alemán convocó como sustitutos a Joe Corona, José Francisco Torres, Clarence Goodson y Brad Davis.

Follow Us on Social

Most Read