Hace mucho tiempo que algunos especialistas del fenómeno que hemos vivido con la pandemia del Covid-19 han estado alertando acerca de las cifras que ha venido proporcionando el Gobierno Mexicano encabezado por Andres Manuel López Obrador. Y no es un asunto menor porque si de algo

La crítica y la autocrítica es vital para que podamos encontrar los caminos correctos, cuando no se aceptan ni la una ni la otra entramos al dogmatismo y cuando llega el dogmatismo llega la pendejez, solamente recordemos que no hay inteligente que pueda ser dogmático porque no hay dogmático

“Elegir la víctima, preparar minuciosamente el golpe, satisfacer una venganza implacable y luego irse a dormir... No existe nada más dulce en el mundo.” 

(Stalin a Dzerjinski y a Kamenev, en una noche de verano de 1923).

*Yo no quería*. Damián Gutiérrez, a sus 35 años, era un hombre como cualquier otro en una gran ciudad, casado, con dos hijos pequeños, trabajador, responsable y entregado a su familia y a su trabajo, el cual desempeñaba como jefe de una maquina troqueladora en una empresa que se dedicaba a la fabricación de piezas automotrices.

Una cosa me quedó clara, entre otras más, pero quizá la más sobresaliente al juntar la portada y la contra de la antología Lado B de la pandemia. Experiencias del Año Cero, compilado por la colega Mónica Martínez Silva, es la esperanza que proyecta este conjunto de textos-testimoniales de poco

Solo quiero recordarles que la película covidiana no ha terminado. Disculpe usted que me lee o escucha y, que tan absorto se encuentra en esa otra sala de proyección en donde todas las pesadillas nacionales toman forma, debemos tomar en cuenta que no le hemos ganado la partida a los contagios, que