Un nuevo y fuerte debate se abre y consiste en la posibilidad de que niños con Síndrome de Down puedan ser inscritos, no diré en