¿Si no existe riesgo alguno de una intentona militarista, para qué hablar de ella en México? Confieso que cada vez