Sin decir ¡agua va!, la Cancillería oficializó una mentira más de Su Alteza Serenísima Andrés Manuel I. ¿Y? ¿Recuerda usted que el licenciado presidente