Volvieron a fallar. Y esa falla en materia de seguridad pública costó esta vez, una más, las vidas de tres mujeres y seis