Toda vez resulta más evidente que estamos equivocados en el camino. Ni en el manejo de la seguridad, del turismo,de la pandemia y ahora de la educación damos una

Vivir en la incertidumbre es lo peor que le puede pasar a un país, a una sociedad. No saber el rumbo de su economía, de su bienestar, de sus proyectos, de su seguridad nacional, de su salud.

En el espinoso asunto de Odebrech es muy probable salgan nombres de personajes muy alejados dentro de la percepción pública que incluso ya tienen a sus sentenciados.

Podría creerle a las encuestadoras, pero les he perdió confianza en sus cifras o diré los equivocados son los encuestados que disfrazan sus respuestas o continúan fuera de la realidad.

En estos días pude escuchar dos discursos magníficos. Uno de ellos de Beatriz Paredes en el Senado de la República, el otro del joven Presidente uruguayo Luis Alberto Lacalle también en tribuna.