cronicastaurinas

Amigos, los saludo con mucho gusto en esta primera colaboración de 2014. Deseo para todos ustedes un año nuevo lleno de salud, éxitos, metas y logros. Espero que los Reyes Magos les hayan traído todo lo que ustedes pidieron y que reiniciemos nuestras actividades con energía, disposición y entusiasmo ¡Venga, como los buenos toreros a echar pa´lante!

Les comento que en el marco de la decimosegunda corrida del serial mayor en La Plaza México, ante una entrada baja y con buen tiempo, sin viento, ni frío, se lidió un encierro de la ganadería de Carranco, propiedad de Doña Laura Herbert de Villasante, para el capitalino avecindado en Puebla, Jerónimo, el español Leandro Marcos y el hidrocálido Mario Aguilar.

Los toros, salvo el tercero que tuvo más recorrido, fueron complicados, débiles y descastados, y fue gracias al pundonor de los toreros que disfrutamos momentos memorables esta tarde.

El triunfador del festejo fue Jerónimo, que logró en el primero de su lote de nombre “PERDIGUERO”, una faena de mando, entrega y maestría ante un burel débil que se defendía, el torero poniéndose en el sitio exacto consiguió pases de 24Kilates, donde desbordó ese sentimiento y toreo a la mexicana, que hizo vibrar a La Monumental con oleeés llenos de emoción del público que acudió al conjuro de su nombre. Culminó con una soberbia estocada en todo lo alto que hizo rodar al toro sin puntilla, por lo que la afición sacó los blancos pañuelos y el juez Jesús Morales le concedió una oreja, dando una vuelta al ruedo con fuerza, en medio de la euforia y el reconocimiento popular.

El tercero de la tarde y primero del lote de Mario Aguilar, se llamó “ANDASOLO”, fue el de mayor recorrido, Mario entendió y aprovechó cabalmente las cualidades del toro, con firmeza y elegancia realizó un quite por navarras muy templadas rematando con una revolera de pintura. Con la muleta se le vio con reposo, seguridad y confianza, toreando a media altura para evitar que el morito se derrumbara debido a su falta de fuerza, logrando pases largos y templados que acompañaba suave y cadenciosamente con la cintura en tandas que calaron y fueron coreadas con fuerza por la afición. La faena fue completa y artística, lo puso en suerte para matar sin dar un solo pase, con la muleta plegada (solo moviéndose él), lo que gustó al público, fijó al burel, se fue por derecho sobre el morrillo, dejando una estocada desprendida que no fue suficiente para que doblara el astado por lo que tuvo que descabellar, perdiendo el apéndice que ya tenía ganado. Todo quedó en una salida al tercio, eso sí, en medio de una fuerte ovación y palmas al toro en el arrastre.

El torero nacido en Valladolid, España, Leandro Marcos, confirmó su alternativa con el toro “REVENIDO II” # 31-474Kg. Se le vio muy dispuesto, con técnica y ganas de agradar, desgraciadamente ni éste ni su segundo ejemplar se prestaron para el lucimiento, por lo que regaló un toro, el cual tuvo las mismas complicaciones que sus hermanos, el vallisoletano obtuvo silencio en los tres ejemplares que estoqueó, más dejó constancia de su valentía, clase, buenas maneras y honradez, ya que siempre, aun cuando pinchó, se tiró a matar en todo lo alto y sin trampas.

Les platico que durante la lidia del 2º de la tarde, a la hora del puyazo, el toro se tocó con Leandro Marcos, se fue hacia él intempestivamente y a punto estuvo de ser clavado en las tablas cual mariposa, si se salvó de un grave percance, fue porque se metió en la cuna de los pitones como lo hacen los forcados, quitándose él mismo la cornada. ¡Vaya momento dramático! ¡Olé torero valiente!

Por: Magui Mendoza mail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. t: @Maguitaurina

Follow Us on Social

Most Read