"Debido a la intensidad del terremoto, esta tragedia se ha exacerbado y hemos visto la destrucción de muchos hogares en la región, la muerte de 37 personas y más de 850 heridos", dijo el gobernador de la provincia de Bushehr, Fereydoun Hassanvand, a la agencia local de noticias Mehr.

Muchas casas en las zonas rurales de la provincia están hechas con adobe, por lo que pueden derrumbarse con facilidad en un sismo. Unas 700 viviendas quedaron destruidas, informó el gobernador.

A lo largo del Golfo Pérsico, algunas oficinas de las capitales de Qatar y Bahréin fueron evacuadas después del sismo, que tuvo su epicentro 89 kilómetros al sudeste de la ciudad portuaria de Bushehr, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Una réplica ocurrida al inicio de la tarde también se percibió en el centro financiero de Dubai.

La compañía rusa que construyó la central nuclear, ubicada a unos 18 kilómetros al sur de Bushehr, dijo que las operaciones en la planta no se vieron afectadas.

"El personal sigue trabajando normalmente y los niveles de radiación están totalmente dentro de la norma", dijo un funcionario de Atomstroyexport citado por la agencia de noticias estatal rusa RIA.

Irán informó a la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés) de Naciones Unidas que no se produjeron daños en la instalación de energía nuclear de Bushehr y que tampoco hubo filtraciones radioactivas, indicó un comunicado de la agencia de supervisión.

Follow Us on Social

Most Read